Dormir en un hotel de hielo - Entrada

¿ Dormir en un hotel de hielo ? ¿Estás loco? Pues sí, y te aconsejo que, si quieres pasar una noche al fresco, te des prisa, porque hay más locos que noches de invierno.

Adivino que eres uno de los muchos que se sienten atraídos por una experiencia como esta. O a lo mejor no, y eres de aquellos otros que no se explican cómo se puede querer pasar una noche a -5º C por gusto. Si eres de estos últimos, sospecho que en alguna ocasión has tenido que sufrir para sentir placer, o ¿me equivoco?

Ejemplos como el corredor de maratón que sufre durante horas sin que muchos logremos entenderlo. El aficionado a las películas de terror que se pasa dos horas agarrotado – por no decir otro calificativo -. Somos unos cuantos a los que nos gusta sumergirnos en aguas a 45ºC, terminando con quemaduras de tercer grado, pero relajados. Por no mencionar el masaje tailandés, en el que eres pisoteado y maltratado con el propósito de sentirte bien a posteriori… A esta extraña relación de dolor/placer hay que añadir aquellos que desean vivir situaciones extremas, como el que se tira desde un puente sujeto con una cuerda o el que infarta montado en la montaña rusa del Parque de Atracciones. Y entonces, ¿por qué voy a estar yo chiflado por querer dormir en un hotel de hielo ?

Además, existen estudios que demuestran que dormir a bajas temperaturas logra mantenernos en buen estado físico, previniendo también algunas enfermedades metabólicas. Del mismo modo, consigue que no liberemos melatonina, una hormona que logra que nos mantengamos jóvenes. Creo que, después de esta entradilla, querrás sentirte un auténtico esquimal por un día… o por una noche, mejor dicho.

Dormir en un hotel de hielo - Interior

Interior del hotel de hielo

Sorrisniva Igloo Hotel

Hay varios hoteles de hielo en el mundo, pero yo te voy a hablar del más antiguo de Noruega y el segundo más longevo del mundo: Sorrisniva Igloo Hotel a tan solo 20 minutos en coche de la ciudad de Alta -.

El primer hotel fue construido en el año 2000. Y digo primero porque cada invierno se vuelve a construir con una temática diferente a la del año anterior. Sorrisniva Igloo Hotel abre sus puertas del 15 de diciembre al 7 de abril aproximadamente. Tras el cierre, el hotel se derrite por sí solo, sin ayuda humana, devolviendo a la naturaleza la materia prima que le tomó prestado.

Cada invierno, las estructuras se realizan con la ayuda de globos de aire comprimido. Estos son recubiertos con nieve producida por cañones que recogen el agua del cercano río de Alta. Cuando la nieve se congela, los globos son retirados, creando así las diferentes habitaciones. Aquí todo está hecho de hielo: camas, vasos, lámparas, mesas, sillas, barra del bar…

El hotel comenzó con 6 habitaciones. A día de hoy dispone de 26 habitaciones, 4 suites, un bar, numerosas esculturas de hielo esculpidas por talentosos escultores locales y una capilla de hielo… Sí, has escuchado bien, hay aventureros que no solo se casan sino que lo hacen en una iglesia de hielo. Para tu tranquilidad, añadir que los baños se encuentran fuera del hotel de hielo, pero no en el exterior, sino en el calentito edificio contiguo; al igual que la sauna, cambiadores, duchas, zona común etc.

La entrada al hotel tiene la forma de un auténtico iglú. En ese instante ni te imaginas que en el interior se esconda una autentica obra de arte en forma de hielo. Nada más cruzar la pequeña puerta, eres recibido por las admirables esculturas de hielo, realizadas con mimo hasta el más mínimo detalle – así que, prohibido tocarlas -. Un enorme recibidor de columnas inmaculadas distribuye las diferentes instalaciones de las que dispone el hotel: largos pasillos en donde se encuentran las habitaciones y suites; el bar y la capilla.

Dormir en un hotel de hielo - Habitación

Habitación

Dormir en un hotel de hielo - Habitación

Dormir en un hotel de hielo - Habitación

Dormir en un hotel de hielo - Capilla

Capilla

Consejos para dormir en un hotel de hielo

La temperatura dentro del hotel de hielo es constante, entre -7ºC y -4ºC. El hotel te proporcionará un saco de dormir que aguanta temperaturas de hasta -30ºC, y la cama dispone de mantas. Se recomienda llevar ropa interior térmica de lana y un gorro. Tu equipaje puedes almacenarlo en la habitación habilitada para tal uso. Cualquier pertenencia que lleves contigo, como el móvil, por ejemplo, deberás guardarlo dentro del saco para evitar que se congele.

Aunque la experiencia te fascine, no se recomienda dormir más de dos noches en el hotel de hielo para evitar cualquier tipo de problemas de salud.

Dormir en un hotel de hielo - Suite

Suite

Dormir en un hotel de hielo - Habitaciones

Pasillo de habitaciones

Dormir en un hotel de hielo - Bar

Ice Bar

Actividades que puedes realizar en el hotel

Lo divertido de dormir en un hotel de hielo no es solo eso, dormir, durante el día disponen de una amplia gama de actividades de invierno que puedes realizar.

Tour en moto de nieve

Uno de los deportes de invierno más divertidos que puedes realizar en el Ártico es conducir una moto de nieve. Desde Sorrisniva Igloo Hotel se organizan paseos por la meseta montañosa de Finnmarksvidda. No tengas miedo, es mucho más sencillo de lo que pueda parecer. Es, sin duda, una de las mayores expresiones de libertad que puedes experimentar a esas latitudes.

Tras vestirte con el equipamiento que te proporcionan en el hotel y escuchar unas reglas básicas de conducción, solo te queda disfrutar de los bosques, valles, zorros del Ártico… y todo rodeado de un manto blanco difícil de contemplar en otro lugar.

Moto de nieve

Tour en moto de nieve

En busca de auroras boreales

Lo que, a la mayoría de nosotros, nos mueve a visitar las tierras del norte es el hecho de poder disfrutar del mayor fenómeno que cualquier viajero puede experimentar, ver auroras boreales – aquí te contamos cómo fue nuestra primera experiencia viendo auroras en Lofoten -.

Aunque irás con un guía experto que te ayudará en todo lo que necesites, también te dejamos unos consejos para ver y fotografiar auroras boreales que escribimos a la vuelta de nuestro viaje. Aunque en el artículo te explicamos todo con detalle, a grandes rasgos te aconsejamos que lleves: ropa térmica, un buen cortavientos, botas altas, calcetines calientes, abrigo impermeable, guantes, gorro, trípode y cámara.

Solo te queda rezar a los dioses nórdicos para que alineen todos los astros: cielo despejado, noche cerrada, actividad solar y buena suerte para presenciar el mayor espectáculo jamás visto. ¡Suerte!

Tour auroras boreales

Tour de auroras boreales

Tour auroras boreales

Pesca en hielo

Durante tus días en el hotel, y entre los meses de febrero y abril, puedes practicar pesca en hielo. Es muy probable que no consigas ni un solo pez, pero te aseguro que hacer tu propio agujero en el hielo y soltar tu pequeña caña con la esperanza de que algo pique es una sensación que disfrutarás como un niño.

Haciendo agujero para pescar en hielo

Pesca en hielo

Pesca en hielo

¡Goza de la gélida pero acogedora experiencia de dormir en un hotel de hielo!

Viajar Seguro

Siempre aconsejamos ir asegurado en tus viajes. Una simple visita al médico puede arruinarte tus vacaciones, si viajas sin seguro. Por poner un ejemplo, una apendicitis en Estados Unidos asciende hasta los 46.000 euros.

Pulsando en la siguiente imagen, no sólo podrás contratar el seguro que más se adecúe a tu viaje, sino que también, además de ayudarnos a poder seguir contándote historias en este blog, tendrás un 10% de descuento por ser nuestro lector. Solo tienes que hacer clic en la imagen, elegir tu seguro e introducir el código de descuento Tragaviajes10.  ¡Viaja seguro!


A continuación os dejamos el programa de radio que realizamos sobre Noruega en Radio Viajera:

Ahorra viajando con los siguientes enlaces

hotel RESERVA AQUÍ los hoteles MÁS BARATOS de Alta.
sedan-car-front ALQUILA AQUÍ tu coche y AHÓRRATE MUCHO DINERO.
nurse-with-syringe CONTRATA AQUÍ tu seguro de viaje y consigue un 10 % DE DESCUENTO introduciendo el código Tragaviajes10.

 

Más sobre el Ártico y Noruega

  1. Guía para viajar a las islas Lofoten
  2. Consejos para ver auroras boreales y cómo fotografiarlas
  3. Lofoten en kayak
  4. Qué ver en Oslo, una de las ciudades más modernas de Europa

Si te ha gustado, compártelo:
Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja tu Comentario

Tragaviajes te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando este formulario serán tratados por David Sánchez Fernández. La finalidad es poder moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que tus datos se guardarán en la base de datos alojada en Hosting Oclic SL, mi proveedor de email y hosting, pero solo con la finalidad de poder mostrar tus comentarios en este artículo. También utilizamos el plugin Subscribe to Comments Reloaded (StCR), a través del cual puedes suscribirte a los comentarios para poder recibir en tu email las contestaciones que tú elijas (respuestas a tus comentarios, todas las respuestas o ninguna respuesta). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@tragaviajes.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.