cómo son los marroquíes

¿Alguna vez te has preguntado cómo son los marroquíes? . Voy a tratar de mostrároslo desde nuestra propia experiencia.

Pero antes cabe aclarar que existe un gran desconocimiento de algunos términos como: árabe, musulmán, moro…

cómo son los marroquíes

Marruecos es un país musulmán – religión del islam- . Mucha de su población musulmana es árabe – grupo procedente de la península árabe – y otro gran grupo es bereber – habitantes del norte de África desde la antigüedad –.

La palabra moro proviene de la época romana para referirse a la población del norte de Áfricazona conocida por los romanos como Mauretania– . Entre esta población (moros) se encontraban los bereberes, pero no la población árabe, que llegó siglos más tarde al norte de África. Tras su llegada, el pueblo bereber se convirtió al islam y desde España se comenzó a utilizar la palabra moro – de la palabra latina maurus, usada por los romanos – para referirse a cualquier persona musulmana, independientemente de si eran bereberes, árabes o convertidos al islam.

cómo son los marroquíes

cómo son los marroquíes

La denominación de moro, hoy en día, sigue siendo usada para referirse a cualquier persona musulmana, muchas veces de una manera despectiva, además de incorrecta.

Después de explicar la segunda parte del título de este post, paso a explicaros el porqué de la primera parte “Los ‘moros’ no son malos” , contado desde una experiencia humana que vivimos en Meknes y que hizo que nos fuéramos de esta ciudad con un gran sabor de boca. Esperamos que, al terminar de leer esta historia, os hagáis una ligera idea de cómo son los marroquíes.

cómo son los marroquíes

Giacomo Casanova

“El hombre debe primero aprender a leer, y después viajar para poder rectificar.”

Hoy, no sólo me he llevado de Meknes esta pulsera de recuerdo. Si es de plata o no, es lo de menos… Para mí es un regalo que guardaré siempre con mucho cariño.

_DSC8944

El día comenzaba siendo frío. No teníamos mucha idea de lo que Meknes nos tenía preparado, y ni mucho menos de que la visita a la ciudad iba a pasar a un segundo plano.

Tras ver su zoco, su plaza principal, una madraza y el mausoleo, la ruta monumental se vio interrumpida para dar paso a un tour que no aparece ni en blogs ni en ninguna guía. Un tour privado cargado de sentimientos, experiencias, vivencias y emociones que me hicieron saltar el vello de punta, tanto que casi podría decir que me torné lampiña.

Al salir del mausoleo, buscando una sombra para huir de aquel sol abrasador que había querido dar tregua a esa mañana fría, quisimos adentrarnos en un barrio que parecía ser de lo más humilde, y salirnos un poco de las calles más turísticas, ver un poco el corazón y la esencia de la gente de Meknes. Puestos de fruta, peluquerías, pequeños sitios donde comer, kioscos, niños jugando… David y yo somos así, nos gusta salirnos del camino e improvisar.

cómo son los marroquíesFoto que deja claro cómo son los marroquíes

David, cámara en mano, se detuvo a grabar a un grupo de chicos que jugaban con un balón. No creáis que se sintieron intimidados, no, sino todo lo contrario. Pusieron mucho más esmero en hacer piruetas, toques de balón, regates… todo ello para demostrar su talento. Me fijé en uno de ellos, tocaba el balón como si formase parte de su cuerpo, un anexo más. Pronto se hizo un corrillo a su alrededor, aplausos y risas le animaban a continuar, se notaba que estaba en su salsa. Todos nos decían que él era el mejor.

cómo son los marroquíesFoto que deja claro cómo son los marroquíes

En cuestión de minutos  no pude evitar preguntarme a mi misma, ¿y si hubiera nacido este chico en otro barrio?, ¿Y si hubiera nacido en otro lugar con más oportunidades? Estoy segura de que cualquier equipo importante le habría echado el ojo… pero mira… ¡son todo felicidad! y de repente… ¡zas! un balonazo en mi cabeza me hizo despertar, “ohh mis gafas de sol se han roto”. Muy apurados, todos, me pidieron disculpas, pero no le di importancia. Pronto se acercó uno de los chicos que había estado animando el corrillo. Llevaba una bolsa con compra. Nos hizo un gesto para que le acompañásemos, quería arreglar las gafas.

Era un chico muy alto y delgado, con una sonrisa tímida que a la vez  irradiaba felicidad e ilusión. David y yo nos miramos, no hizo falta que nos preguntásemos qué hacer. Nuestros pies comenzaron a caminar tras él. Callejeamos como unos cinco minutos, en los cuales, con un francés algo pobre, pudimos presentarnos. Su nombre era Zacarias. Nos dijo que él no era un gran jugador de fútbol, pero que tenía algo que mostrarnos, su familia, de la cual se sentía muy orgulloso.

cómo son los marroquíes

Una vez en la puerta de su casa, nuestras miradas se volvieron a cruzar, y esa vez sí que nos preguntamos: -” ¿qué hacemos?” A lo que los dos, casi al unísono, dijimos -“venga vamos, entremos…”

Una planta, otra y otra, en la que allí, justamente enfrente, se encontraban tres mujeres comiendo algo parecido a lentejas y pan. Su gesto era de asombro, casi de miedo diría yo. Antes de que todas ellas se sincopasen, Zacarias les avisó. -“Mamá, aquí os traigo dos invitados. Son españoles y quiero mostrarles como es la cultura marroquí.” La madre comenzó a organizar la fiesta. Pusieron sobre la mesa refrescos. Zacarias fue al altillo, estuvo ausente como diez minutos, bajaba con un instrumento que habíamos escuchado tocar antes en Fez, pero que nunca habíamos visto desde tan cerca, un Guemri. No convencido de cómo sonaba, llamó por teléfono a un vecino para que le dejase prestado el suyo, que sonaba mucho mejor.

Comenzó un concierto de música, típico familiar marroquí. El estilo musical era Gnawa; palmas, risas… no pude evitar emocionarme. La madre, al ver lagrimas en mis ojos, me dio un abrazo muy especial, un abrazo de esos que te transmiten energía positiva y que dicen mucho más que un millón de palabras juntas. Nos sentíamos afortunados de poder intercambiar impresiones con gente de otra cultura, cultura que tenemos tan cerca y que desconocemos tanto…

¿Os vais haciendo una idea de cómo son los marroquíes?. Esta familia es árabe – que no moros – , marroquíes, humildes, trabajadores, cariñosos y encantadores. Esta familia explica a la perfección cómo son los marroquíes.

La madre es Fátima Zahae, mujer maternal donde las haya y preocupada por sus hijos. Es madre de dos mujeres y tres varones: el mayor, y nuestro anfitrión, es Zacarías, trabaja en una panadería; Yaunesse es quien toca el Guemri y trabaja en un taller pintando carrocerías; Medhi, el pequeño, también es panadero; Widad, la hermana menor, es ama de casa, y Majida, con quien nos entendemos mejor, es la la mayor de las mujeres; chica dulce y tierna de 21 años, estudiante de derecho que habla algo de español, inglés y francés. Es ella la que hace de intérprete.  Y es ya desde ese día una buena amiga con la que sigo teniendo contacto por las redes sociales.

cómo son los marroquíesFoto que deja claro cómo son los marroquíes

Miramos el reloj, nos teníamos que marchar para coger el tren, dirección Fez. Fátima y todos querían que regresásemos el viernes para comer cuscús todos juntos, ¡qué pena!, nuestro itinerario no nos lo hacia posible. Antes de marcharnos, Majida y Widad me pusieron una pulsera en mi muñeca. Yo no dudé en quitarme mis pendientes de mariposa y regalárselos también.

Majida nos acompañó hasta la plaza principal de Meknes para fundirnos allí en un abrazo de agradecimiento y felicidad por los momentos vividos. Ahora entiendo por qué David ha estado cuatro veces en Marruecos…

Espero no perder el contacto con ellos. El día de mañana, si tengo hijos, quiero volver a este país y visitar a esta gran familia para mostrarles a mis pequeños que fuera de nuestras fronteras también hay gente buena, personas que lo da todo sin esperar nada a cambio.

cómo son los marroquíes

Me siento afortunada, ¡Sí! ya lo sabía, pero ahora aun más. He podido comprobar de primera mano que viajar es bueno, viajar te enriquece y te hace expulsar una cantidad de endorfinas peligrosas que una vez que las pruebas quieres más y más, las “endorfinas de la Felicidad”.

Existen valores que no sólo se enseñan… se aprenden sintiéndolos . Ese día me sirvió para reafirmar que no hay nada peor que vivir en nuestra propia ignorancia, en tener prejuicios sin contrastar antes dichas auto-afirmaciones.

Los moros árabes marroquíes , bueno… lo que sea, no son mejores ni peores, son simplemente como nosotros. Una etnia o cultura no es sinónimo de ser mejor o peor, somos todos de carne y hueso, tenemos ojos, piel, sistema nervioso central y sobre todo corazón.

Para mí, sin dudarlo, Marruecos, que tan cerca está y que a su vez es tan diferente, ha sido y será un país para no olvidar. Y creo que puedo afirmar que sé, de primera mano, “cómo son los marroquíes”, o al menos, los que he podido conocer.

A continuación os dejamos el programa de radio que realizamos sobre Marruecos en Radio Viajera:

Viajar Seguro

Siempre aconsejamos ir asegurado en tus viajes. Una simple visita al médico puede arruinarte tus vacaciones, si viajas sin seguro. Por poner un ejemplo, una apendicitis en Estados Unidos asciende hasta los 46.000 euros.

Pulsando en la siguiente imagen, no sólo podrás contratar el seguro que más se adecúe a tu viaje, sino que también, además de ayudarnos a poder seguir contándote historias en este blog, tendrás un 5% de descuento por ser nuestro lector. ¡Viaja seguro!

Seguro de viaje Iati

Más sobre Marruecos que puede ser de tu interés

      1. Qué ver en Marrakech, y qué hacer.
      2. 10+1 cosas que ver en Fez. Imprescindibles.
      3. Ir al desierto de Merzouga, Erg Chebbi.
      4. Qué ver y hacer en Meknes.

Si te ha gustado, compártelo:
Facebooktwittergoogle_plusmail

39 Comentarios

  1. Hola
    Solo para comentar k hace 15 días estuve en Marruecos
    Y simplemente me vine enamorada de su gente de su hospitalidad de su cultura, no tengo palabras es hermoso

    • Nos alegra mucho escuchar eso María, entonces seguro que vuelves 🙂

      Un saludo

  2. Wooow! Me atrapó su reportaje y su experiencia de Marruecos estoy de acuerdo en que si te animas a viajar a otros países tendrás la oportunidad de conocer gente que vibre igual que tú, si eres alegre y bondadoso eso encontrarás.
    Yo he tenido la gracia de coincidir con un hombre marroquí maravilloso que me enamoré de su sencillez y calidez humana. No juzguemos por un país, cultura, historia, mejor conozcamos de cerca como ustedes lo vivieron. Un saludo ?

    • Gracias por tu mensaje Elsa. Sin duda todos hemos pecado alguna vez de juzgar antes de conocer. Y por lo general siempre tenemos que retractarnos. El pueblo marroquí es uno de los más hospitalarios de cuantos hemos conocido.

      Enhorabuena por ese amor que encontraste 🙂

      Un abrazo

    • Elsa, que gusto leerte, también he coincido con un hombre marroquí, me siento enamorada y correspondida, a distancia pero realmente es maravilloso poder compartir con él, tenemos planes para estar juntos a futuro, te dejo mi correo para que me cuentes por favor tu experiencia ya que no se mucho de esa cultura, estoy investigando, tengo un poco de miedo porque es una cultura muy diferente a la nuestra.
      Espero puedas leer mi mensaje.
      monikpereyra@hotmail.com
      estaré muy agradecida contigo!
      un abrazo!
      Mónica.

      • Soy mujer, marroquí de nacionalidad, árabe de raza, y musulmana a nacer, te deseo lo mejor , y ojala

        tu experiencia será un excito, de todas las maneras, el ser humano es igual, hay bueno y malo.

        Nosotros ponemos etiquetas, la palabra moro es un poco descalificativa, yo creo que se asocia al

        árabe musulmán y inmigrante con el objetivo de mejorar su situación económica, quiero decir el

        moro es el árabe musulmán pobre norteafricano o sud africano, da igual y si es moreno o negro, mas

        todavía.

        En Marbella y Torremolinos y muchas otras ciudades, hay muchos árabes norteafricanos y

        musulmanes, con sus palacios y chalets y cochazos, ellos y sus mujeres consumen productos de alta

        gama, y dejan dinero donde van, de ropa, accesorios a joyas y coches, a estos les llaman los árabes, y

        los pobres que venden en los mercadillos o las mujeres que limpian casas o trabajan de obreras les

        llaman moros y moras

        deseamos vivir en un mundo donde no hay ningún tipo de racismo ni de discriminación a nadie, y no

        me refiero a España solo, porque en el la otra parte también hay mucho racismo, y ponen la etiqueta

        de cristiano o judío al occidental en general , pero con discriminación, aquí no hay ninguno mejor

        que otro, solo hay seres buenos, y razonables, y otros salvajes y malos.

        Me quedo con la calidad de las personas y no me interesa quienes son, de donde son o que religión

        practican.

        Lo siento si no me he expresado bien, o si he cometido algún error de gramática o de ortografía.. es

        que soy “MORA.

        Un cordial y fraternal saludo a todos .

  3. Vaya, has descubierto que los moros no son malo. Que gesta más grande, ya si me dices que lloran cuando estan tristes y se ríen cuando están alegres, se merecería usted el premio Nobel.

    Aun me he quedado con la duda de saber que diferencia existe para usted entre moro y arabe.

    Supongo que moro será el marroquí zimarron con 4 dientes en la boca y mirada castigaca y desafiante.

    Árabe o morito halal, es el marroquí de buen ver que hace de bufón para los turistas a cambio de una propina.

    • Hola. Gracias por comentar a pesar del tono sarcástico que has empleado.

      La diferencia entre árabe y moro se explica en el post. No lo digo yo, lo dice la historia y quienes tratan de conocerla.

      Volveré por séptima vez a Marruecos pronto para disfrutar de la hospitalidad de esa gente que describes tan ingeniosamente como “marroquí zimarron con 4 dientes en la boca”.

      Un consejo: La próxima vez lee algo más que el título.

      Un saludo

    • Vaya…. cuanta rabia siento por aquí!!
      No se que le ves de malo que la chica se exprese así, me a parecido muy bonito lo que ha contado, en ningún momento a criticado nada, solo a dejado claro que ella tenia una expectativa equivocada sobre los marroquíes.

    • Molotov Ères un ignorante. No sabes Nada de Lo que dices.

  4. bravo por tu experencia.leer y viajar para conocer humanidad.

  5. Me encanto !! el artículo me gusta Marruecos y parte de su cultura me atrae, no conozco el País pero por lo que sé es bonito.
    Gracias por mostrar su gente su sencillez y calidad de vida.
    Me encanta la gente humilde y amigable, creo que todas las culturas tienen cosas bonitas y por ello debemos respetarlas.
    Hoy me quedo mas enamorada de Marruecos.

    • Hola Mónica, mil gracias por ese mensaje tan bonito que nos has dejado! 😉 Esperamos que pronto puedas conocer este maravilloso país, pues son muchos los tópicos y prejuicios que se tienen antes de ir a visitarlo y es por eso que se merecía una entrada en la que poder plasmar que no es así, que no se puede ni debe generalizar. Como bien dices tú, todas las culturas tienen cosas de las que podemos aprender y conocer rasgos que nos hagan entender cómo y por qué son como son , y sobre todo como también dices ,-respetarlos-. En menos de una semana nos vamos a conocer otra cultura, muy desconocida por muchos, la cultura Georgiana 😉 Ojalá nos escribas pronto diciendo que te ha parecido el país, señal de que has podido ir a visitarlo 😉 Un abrazo viajero.

  6. Muy enternecedor y atractivo el post. Es muy necesario que se aclare los términos y resulta curioso que un país como España que durante 8 siglos fue musulmán y con una gran presencia de descendientes norteafricanos desconozca tanto de esta cultura por propia voluntad. En mi tierra, Canarias, pasa otro tanto. El 51% de la población actual desciende directa o indirectamente de sus antepasados norteafricanos y se ignora deliberadamente.
    Con respecto a la confusión de moro-árabe-bereber, es conveniente utilizar la denominación amazigh para referirse a la población autóctona del norte de África llegando incluso hasta el norte de Mali. Bereber, es una denominación extranjera que significa “bárbaro” no responde a ninguna étnia norteafricana, al igual que moro es una denominación reduccionista extranjera de origen latino. En Tenerife al campesino se le llama “mago” y en Gran Canaria “mauro” y derivan de esa palabra. En cuanto al árabe, el 15% aproximadamente de la población actual en Marruecos, provienen de Arabia y Yemen y son invasores del norte de Áfica, por tanto no naturales de esas tierras y más oscuros de piel. El pueblo norte africano, o amazigh, es de talla alta, de piel clara y en muchas ocasiones con el pelo trigueño y los ojos claros, de un azul grisáceo, fisonomía que se encuentra mucho en la islas Canarias como prueba viva de la presencia de los pueblos amazigh ( conocidos como guanches) en el momento de la conquista normanda y la posterior castellana.
    Un saludo

    • Hola Rafael. Muchas gracias por un comentario tan didáctico e interesante. Comentarios así se agradecen. Con tu permiso modificaremos el post para añadir y explicar la denominación amazigh. Pero, por lo que he podido comprobar, el término bereber ha sido adoptado también por ellos y así se denominan al ser preguntados.

      Un fuerte abrazo y esperamos volver a leerte

  7. Pues siii, asi somos los marroquies muy buenas personas y nuestro pais se esta mejprando y es uno de los mejores paises Arabes, en Marruecos existe democracia, paz, igualdad todas estas cosas que pueden existir en un pais europeo. Lo que me da coraje son la gente que juzgan el pais y la gente del pais sin conocerla solo por escuchar cosas malas obre el pais, epero que algun dia esto se cambiara y dejamos de sentir esta discriminacion en España. Bienvenidos a todos los que quieren visitar Marruecos es un pais que os va gusta mucho y no preocupais por nada lo vais a pasar bastante bien.

    • Hola Chorouk, jeje gracias por pasarte por el blog y comentar, fíjate si nos gusta tanto Marruecos que en un año vamos a ir dos veces, en poco más de un mes volvemos a tu maravilloso país, para David será su quinta vez en Marruecos, y para mí la segunda, nosotros siempre recomendaremos Marruecos, nos encanta! Bienvenido a nuestro pequeño espacio, bienvenido a TragaViajes 😉 P.D: perdona la tardanza en contestarte, hemos estado fuera viajando.

  8. Tenía pendiente este post!

    ya solo el título llamó mi atención y sabía que me gustaría lo que iba a encontrar, pero esta historia… es sencillamente genial ;))

    No hay nada como vivir los países así, desde dentro y es una pena, pero muchas veces yo no encuentro la manera. Me alegro de que vosotros sí y que lo hayáis contado de esta forma. ¡Irene, escribes muuuuuy bien!

    a seguir trayendo experiencias de este calibre…y textos tan maravillosos.

    Un abrazo chicuelos!!!

    Irene

    • Hola tocaya! Perdona mi tardanza en contestar. El regreso de Mauricio ha sido algo frenético y no he querido contestar con prisas. Quería encontrar un huequito tranquilo para hacerlo… Lo estoy haciendo desde la costa granaina 😉 Tocaba visitar a la familia. Oh gracias por el “piropazo” que me has echado. Este viaje a Marruecos nos regaló dos historias estupendas, ésta concretamente creo que fue fruto de la casualidad y no casualidad. Somos bastante curiosos y nos gusta desviarnos del camino prefijado. Hemos tenido una buena racha de historias viajeras, ya te digo que si las hubieramos buscado quizas no las hubiesemos encontrado… Es como cuando compras un décimo de lotería. Aunque en Marruecos son muy cercanos , y facilmente puedes entablar una conversación de lo más enriquecedora con su gente. Te acogen con los brazos bien abiertos. Estoy segura que con lo cercana que tu eres, en futuros viajes encontrarás historias que te marcaran. Un besazo enorme y gracias! A ver si nos tomamos unas cervecillas veraniegas todos juntos.

  9. Sé perfectamente esa sensación,pues nos pasó algo parecido en Fez. Íbamos de couchsurfing precisamente para descubrir el otro lado del país y dimos con Rachid, un ingeniero agrónomo que nada más llegar nos sacó la tetera y empezamos a charlar, en un más que perfecto español. Pero es que casi sin preguntar nos invitó a cenar a casa de uj amigo suyo y su mujer, una casa tradicional. Alli no nos faltó comida y sus amigos no dudaron en tratarnos como a uno.más de la familoa y compartir su noche con nosotros.

    Allí dónde voy me doy cuenta del daño que hace la ignorancia y los prejuicios, que hacen que muchos se queden en casa por el miedo infundido por los medios de comunicación.

    • Hola Sara! Gracias por pasarte por el blog. Jolines perdona por contestar tan tarde. La vuelta de nuestro queridísimo Mauricio no me ha dejado apenas tiempo para hacerlo en un momento tranquilo… No puedo estar más de acuerdo contigo. Los medios de comunicación muchas veces distorsionan o incrementan las “no realidades” . Pero para eso existen otros medios más cercanos, un ejemplo pueden ser nuestros blogs, y por eso me encuentro cómoda y muy feliz escribiendo los posts de historias humanas. Un abrazote y besote enorme! Estoy modo depresión postvacacional jajaja.

  10. Impresionante, me ha encantado! Mucha gente realmente no sabe como es Marruecos, y lo juzgan sin conocer. Gente mala hay en todas partes.

    Me alegra mucho ver como personas no marroquies disfrutan de nuestro maravilloso país!

    En la próxima os invito a que vengaís en Nador, o Alhoceima a conocer la cultura bereber. (Amazigh)

    Siempre sereis bienvenidos a Marruecos!

    Un fuerte abrazo.

    • Muchas gracias Suhayla por pasarte por el blog y leernos. Ha sido mi primera vez y no será la última, me quedan muchos lugares de Marruecos por descubrir… David ha estado 4 veces, por algo será…. Es un país maravilloso. Haremos caso a tus recomendaciones! Y quien sabe… Hasta podríamos coincidir. 😉 Saludos!

  11. Pues no está mal dicha, por mucho que queramos disfrazar la realidad, hace unos 40 años, con 22 me fuí un verano a Marruecos y coincido contigo en lo que respecta a que te deja muy agradable huella emocional y de amistad, en eso aún están como hace 50 años en España, soy consciente de lo que digo, la diferencia es que hoy tienen un móvil en la mano.

    A lo dicho, ellos mismos me decian que en las montañas vivian los bereberes, que ellos eran árabes, nosotros le decíamos moros como habitantes del todo el Magreb y se reian. Que significado tenía esto, pues lo de árabe es mas fino que decir moro.

    Si cogemos los rasgos de los saúditas y entorno de la península son totalmente diferentes a los del Magreb a pesar de su misma religión.

    Lo despectivos son los que no viajan, los trotamundos no coincidimos con esta opinión, lo mismo que todos los catalanes no son agarrados, los andaluces vagos cuando hemos invadido España desgraciadamente para pedir trabajo, esos que ponen coletillas facilonas nunca han salido de sus barrios.

    • Hola, gracias por tu comentario. La historia del origen de la palabra moro está ahí, ya luego lo que cada uno piense es libre de hacerlo, pero siempre con respeto. Efectivamente no es bueno generalizar nunca. Gracias y esperamos volverte a ver por aquí.

  12. ¡Genial el post! Es verdad que existe confusión entre moro, islámico, etc y se usa mal entre los españoles. Espero que vuestro post ayude a eliminar los prejuicios que tiene mucha gente, la mayoría de las veces por desconomiento. La historia es preciosa, como le he contado a Irene a mí me sucedió algo parecido en Larache, donde un señor nos invitó a cous cous y té, fue muy amable y acogedor. Un abrazo

    • Gracias mauriciana!! . La verdad es que la palabra moro, en muchas ocasiones, es usada de manera incorrecta, por desconocimiento, y otras muchas veces de manera despectiva – cosa que me pone malo- . Esperamos que , al menos los que han leído este post- tengan algo más claro su significado.
      Seguro que Larache no significaría lo mismo para ti sin ese cous cous y ese té 🙂 Un beso!!

    • Merci de votre témoignage envers le Maroc.vive l’Espagne vive le Maroc.
      Vive la paix.

  13. Esa magia de los viajes que cuando te dejas llevar… al final el viaje te acaba llevando a ti. Ese balonazo estaba destinado para que desencadenase todo 🙂

    Un abrazote!!!!!!

    • Gracias como siempre AMIGO. La verdad es que nosotros somos de dejarnos llevar, es así como pasan las mejores cosas en los viajes. Quizás sí, ese balonazo tenía que pasar para que tuviéramos esa tarde tan especial. Estas experiencias te pueden cambiar el concepto de un lugar, totalmente. Un abrazote

    • Muchas veces nos agarramos al tono despectivo, evitando la maravillosa realidad sin desprecios. Cada cultura tiene sus diamantes y algunos sin pulir.

  14. Gran historia! Sin duda, hay buena gente en todos lados…

    • El mundo está repleto de buena gente, lo único que con costumbres diferentes a las nuestras, simplemente hay que hacer por conocerlas y disfrutarlas.
      Un abrazo y gracias por pasarte siempre German

  15. No se puede hablar mal de unas personas sin tener idea de sus costumbres y sentimientos.
    Personas con mal fondo hay en todos los paises del mundo pero si tu vas a esos paises e intentas integrarte y conocer su manera de vivir, luchar, e intentar ponerte en su posición con máximo respeto a sus personas y costumbres no debes tener ningún tipo de problema. Y a tener encuentra los Marroquíes que yo he conocido me han ofrecido todo lo mejor de sus hogares y cuanto más necesidad tienen más te dan.
    Personas excelentes tengo un recuerdo extraordinario del trato recibido en mi visita a Tanger toda una semana viviendo en la casa familiar como un miembro más de dicha familia.
    Y este verano ya me esperan para poder acompañarme a visitar el país.
    Me han acojido como una más en la familia.Estoy eternamente agradecida a estas personas pues dos de las hijas cuidaron a mamá hasta qué está falleció con la mayor delicadeza y respeto.
    ¿Como no las voy a considerar buenas personas ?.
    Resumiendo si tu tratas con educación y respeto a las personas ya pueden ser del pais -ó etnia que sean ellas te van a responder igualmente.
    Una enamorada del Marroc y sus habitantes.

    • Hola, muchas gracias por comentar en el blog, bienvenida. Totalmente de acuerdo en todo lo que dices, creo que tenemos muchos miedos a la hora de integrarnos en sociedades y culturas diferentes a la nuestra, y nos permitimos el lujo de opinar sin tan si quiera haber conocido a esa gente. El mundo está lleno de personas buenas, sean de donde sean. El pueblo marroquí es hospitalario y generoso, y nosotros hemos podido comprobarlo siempre que hemos ido allí.
      Nosotros mantenemos el contacto con personas de allí, los cuales nos marcaron durante nuestro viaje e hicieron que fuera un viaje especial.

      Muchas gracias y esperamos verte pronto de nuevo por aquí. Un saludo

    • Quiero a Marruecos por mi experiencia allí, he sido uno mas de ellos y si me jubilo puede que me vaya al pais de la gratitud, amigo.

  16. Así somos los marroquíes tenemos un corazón que no nos cabe en el pecho .pero por desgracia algunos lo interpreta mal y piensas por ser europeo les tratamos bien o buscamos dinero…q viva Marruecos y su gente

    • Hola,gracias por comentar. Gente de todo tipo existe en cualquier país. Nosotros las experiencias que hemos vivido en Marruecos siempre han sido positivas. Enhorabuena por pertenecer a un país tan maravilloso. Un saludo y esperamos verte de nuevo por aquí 🙂

Deja tu Comentario

Tragaviajes te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando este formulario serán tratados por David Sánchez Fernández. La finalidad es poder moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que tus datos se guardarán en la base de datos alojada en Hosting Oclic SL, mi proveedor de email y hosting, pero solo con la finalidad de poder mostrar tus comentarios en este artículo. También utilizamos el plugin Subscribe to Comments Reloaded (StCR), a través del cual puedes suscribirte a los comentarios para poder recibir en tu email las contestaciones que tú elijas (respuestas a tus comentarios, todas las respuestas o ninguna respuesta). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@tragaviajes.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.