turismo-responsable

El día que me sentí mal por viajar – Turismo Responsable

 

“¿Son esclavos?, uff están negros, espera que hago una foto y nos vamos”.

Esta frase, que yo no escuché pero sí Irene, me ha hecho escribir estas líneas. Lindeza que me hizo estar quince minutos abstraído del mundo, no escuchaba, no quería que me hablaran, sólo quería pensar y reflexionar en ese momento, estaba cabreado, no sólo con esa indeseable persona, también conmigo mismo.

Turismo Responsable

Nos encontrábamos realizando una excursión en 4×4 por el desierto de Erg Chebbi, en Merzouga, acabábamos de hacer una primera parada. Nos mostraban las minas de baritina y plomo. Allí había tres jóvenes, o no tan jóvenes, trabajando bajo un sofocante calor a causa del abrasador astro rey. Su jornada laboral es de sol a sol, durante siete días a la semana, pero no creáis que se están “forrando”, las personas que trabajan aquí vienen desde las montañas del alto Atlas,  la gente local no quiere este trabajo: duró y mal pagado.

Irene y yo nos acercamos a charlar con ellos, entre nuestro paupérrimo francés y su poco inglés intentamos mantener una conversación. La charla se basó en intentar comprender el trabajo que estaban desempeñando y tratar de que desconectasen, por un momento, de la dura jornada y monotonía conversando con nosotros.

turismo-responsable-3

Fue en ese preciso momento cuando una veintena de jóvenes mejicanos se aproximó, aunque yo sólo alcanzaba a ver acercarse pamelas, gafas de última moda que no les cabían en la cara, náuticos con doble nudo y jerseys de colores al cuello. Creo que el tiempo de su parada duró apenas un minuto, tiempo justo para soltar semejante perla como frase y hacer una foto con cuidado de no arrimarse mucho, no vaya a ser que les fueran a manchar o… simplemente hablar.

Este hecho me hizo reflexionar. Fue inevitable  sentirme mal con todos nosotros, sea cuál sea el tipo de viaje que realicemos.

Qué fácil es visitar países de un nivel adquisitivo más bajo que el nuestro, como mola traernos esa foto diferente a lo nuestro, llámese miseria o pobreza si quieres, que “guay” y que viajeros más aventureros vamos a ser al mostrar esas fotografías a nuestros amigos en instagram, “joder somos la leche”.

Al contarme, Irene, aquello, que yo no había alcanzado a escuchar,  sentí una gran repugnancia y como decía fue inevitable no sentirme mal, aunque fuera sólo por un momento. No me considero el viajero más especial del mundo, ni el más respetuoso. ¡Sí!, hago fotos y vídeos en mis viajes, ¡sí!, pero siempre desde el respeto, siempre preocupándome por la persona que fotografío y no por el simple trofeo de una instantánea.

turismo-responsable-2

turismo-responsable-6

turismo-responsable-1

He presenciado infinidad de situaciones lamentables a causa de una “buena foto”: interrumpir rituales, meterse en casas sin permiso, hacerle fotos a alguien a pesar de no querer ser fotografiado, pero nunca nada como aquellas terribles e insensibles palabras “¿Son esclavos?, uff están negros, espera que hago una foto y nos vamos”.

Creo que viajar no es sólo contar países y rascarlos en el mapa de la habitación, viajar es experimentar historias humanas, es preocuparse por su cultura, conocer sus inquietudes, compartir con ellos; una vez hecho esto y con su debido respeto, toma todas las fotografías que desees y te permitan, disfruta de ese momento con ellos, porque os aseguro que no es la misma fotografía si has vivido una experiencia con esa persona, a si tan sólo le has fotografiado con un tele-objetivo, en la distancia. En tu instagram lucirá igual de bonita, pero no en tu memoria.

Hay una frase que me encanta de Johann Wolfgang von Goethe, que dice “Ser brillante no es una gran hazaña si no respetas nada”.

Turismo Responsable

Está muy de moda una expresión que comienzo a detestar, “Yo soy viajero, no turista” . ¿Cuál es la diferencia? Yo no la veo. Aunque sí que creo que existen dos tipos de viajeros, por un lado están los mal educados, altaneros, clasistas y sin alma, que hacen cualquier cosa por una foto – esto NO es turismo responsable – . Por otro lado se encuentran aquellos que de verdad quieren conocer culturas, su gente, son respetuosos con el país en todo su conjunto y que simplemente quieren mostrar a través de su cámara lo vivido y sentido durante un viaje- esto SÍ es turismo responsable –.

Cuando hablo de “Turismo responsable” me refiero tanto con el medio ambiente, como con los animales y, por supuesto, con las personas. Un gran porcentaje de viajeros no realizamos turismo responsable, aunque a veces ni lo sepamos.

Necesitaba escribir estas lineas, justo hoy, un día después del lamentable suceso, el día que me sentí mal por tener la sensación de venir a molestar a la gente del lugar, por querer hacer fotos, por querer viajar.

No quiero ser ejemplo de nada, ni de nadie, pero sí tengo claro la clase de viajero que no quiero ser. ¿Y tú lo tienes claro?…

Nota: Uno de los blogs que os recomendamos leer por su turismo responsable, en todos los sentidos, es el de Sabela Montero, Viajando Imágenes y Sensaciones.

Si te ha gustado, compártelo:
Facebooktwittergoogle_plusmail

37 Comentarios

  1. Hola chicos! Genial post de verdad!
    El día que lo publicasteis lo leí y hoy me ha dado por volver a hacerlo. Mirad si me gustó! jeje
    Es muy triste que hoy en día la gente siga sin apreciar la riqueza de las diversas culturas y costumbres que hay en el mundo y sea incapaz de ver la belleza en estas. Supongo que siempre tiene que haber personas tan insensatas como este grupo de mexicanos, para que a nosotros nos sigan dando ganas de compartir nuestros viajes y así quizá educar a estos incultos.
    No obstante, últimamente también le he dado muchas vueltas al asunto de sentirnos culpables por viajar. Por mucho que los bloggers nos tachemos de viajeros y querer conocer nuevas culturas, somos fans de captar vestimentes, acciones, personas, edificios, comidas, etc que sean distintas a nuestra cultura para ahí darle al click de la cámara rápidamente. Al fin y al cabo por muy viajeros seamos también somos turistas que buscamos ansiadamente esa diferencia.
    Como dice Patri (La Cosmopolilla), tenemos un gran deber en nuestros artículos y vídeos de enseñar de manera responsable lo que vemos.
    Un abrazo guapos!

    • Hola Patricia qué alegría verte por aquí!!! Espero que sea el primero de muchos :). Yo también me agobio un poco con tener que fotografiar y grabar lo diferente y poder mostrarlo en el Blog, en mi caso para hacer así viajar a mucha gente que por H o por B no puede o simplemente porque disfruto con la cámara, pero siempre hay que hacerlo con respeto y pensando que esa persona es igual que tú, que no está ahí para ser fotografiada, y si ya va acompañado de una frase despectiva pues… Esperemos que con Post de este tipo le dé por pensar a más de uno y viaje de una manera más responsable. Muchas gracias Patricia y un beso a los dos

  2. Hola!!

    Por desgracia esto ocurre tal como contáis y es vergonzoso, parece que al viajar a otro país hay gente que saca lo peor de si mismo, aunque no creo que sea solo cuando viaja, a nosotros también nos ha ocurrido, desde Vietnam hasta en un bar en Dubrovnic donde unos españoles estaban martirizando al pobre dueño con nombres de futbolistas croatas y se le veía claramente en la cara que no le hacía ninguna gracia pero este hombre como iba con sus amigos prefería hacerse el gracioso delante de los suyos, quizás deberíamos haber dicho algo pero viendo la actitud no parecían de esas personas que aprecian las críticas. Esperemos que estas personas lean posts como el vuestro y entre todos consigamos que poco a poco esto vaya cambiando si queremos que también nos respeten a nosotros tenemos que respetar al resto, aunque a algunos no les guste, todos somos iguales.

    Un abrazo

    • Somos todos iguales, exacto!!! Muchas gracias por comentar chicos y bienvenidos al blog 🙂 .

      Me gustaría ver cómo se comportaría dicho individuo que comentas si en vez de hacerlo en grupo lo hiciera solo, creo que su comportamiento no sería el mismo, somos unos auténticos borregos. Y espero que poco a poco el viajar vaya educando a la gente porque creo que es la mejor clase para aprender valores y dejar prejuicios. Un abrazo y esperamos volver a veros por aquí pronto 🙂

  3. Hola, comparto tu opinión sobre esas “personas” que hicieron semejante comentario, y soy de la opinión que se debe ir a un pais siempre desde el respeto.

    En algún viaje me ha dado vergüenza ajena el comportamiento de algunas personas, se comportaban como si estuvieran en un zoo, señalando, comentando y fotografiando (sin permiso) todo aquello que les resultaba diferente olvidando que para ellos es su vida.

    Yo soy de los que hace muchas fotos, pero no suelo hacer fotos de personas (porque a mi no me gusta salir y comprendo que haya gente que no quiera salir), las pocas que hago pidiendo permiso y jamás robado. Antes de hacer cualquier cosa debemos mostrar un poco de empatía y preguntarnos si nos gustaría si estuviésemos del otro lado y así respetar a todo y a todos, porque cuando vamos a otro país somos invitados.

    • Bienvenido Ivan y gracias por comentar 🙂 . Yo suelo preguntar siempre antes de hacer una foto, aunque a veces no hace falta, tras un rato en ese ambiente y tras ver la predisposición de la gente… se sabe cuando puedes hacer una foto sin problema y cuándo no. Lo que ya es tremendo es hacer una foto a los que tú denominas esclavos, echar la foto e irte, eso sí que es repugnante. Gracias por comentar Ivan y te esperamos verte pronto de nuevo por aquí 😉

  4. Poco que añadir al post y a todos los comentarios. Una buena foto de personas, individuales o grupos, se consigue con la colaboración de ellos. A veces esa colaboración surge de forma espontánea. Otras, hay que ser pacientes, interesarse por lo que hacen, conversar, ofrecer… Y si no ves que esa aceptación aparece, el fotógrafo debe de retirarse.
    Una buena foto se merece. Es como subir a la cumbre de una montaña en teleférico a pie. No se siente de la misma forma la belleza del paisaje. El que sube a pie es quién se lo merece.

    • Hola Francisco, Gracias por comentar de nuevo. Haces una metáfora perfecta y muy clara de lo que viene a decir el post. Muchas veces los fotógrafos queremos llevarnos una foto a toda costa, pero si además de la foto nos llevamos algo más de esa persona: una conversación, una sonrisa, una mirada cómplice, entonces esa foto vale el doble. Un saludo Francisco

  5. Eso es lo que se llama “banalizacion del turismo”, entre otras cosas. No sabes cuanto te comprendo. No ha habido una sola persona que no haya metido la pata más de una vez… ya sea por viajar siendo primerizo y montar en un elefante o hacer algo similar, pero es imprescindible que luego exista esa llamada del alma sobre la culpabilidad, el darse cuenta de que algo falla. Ese tipo de personas que se piensan que están en un museo, ajenas a los problemas de los demás, tirando basura, faltando al respeto… son lo peor de lo peor.

    Lo más gracioso es que esta actitud se da como si nada tuviera relación con ellos. Lo que no saben es que una eventualidad en un mal momento (natural o humana, una guerra o un desastre) les catapultaría a la misma situación en cuestión de segundos. En definitiva, se confia demasiado en el señor dinero y la altura moral que pretende representar…

    Buen articulo amigo, como siempre 🙂 Abrazotes!!

    • Hola Manu, de acuerdo en todo. Además tu blog es un ejemplo también de turismo responsable, especialmente con los animales.
      Hemos nacido en un momento de la vida en que todo son facilidades, nos hemos vuelto unos cofres, y hemos dejado de respetar. Nos creemos con el poder absoluto de hacer lo que nos de la gana y la gente local, animales etc están ahí a nuestra disposición. En fin, espero que entre todos consigamos que haya menos cafres. Un abrazo amigo

  6. Me he quedado totalmente helada con la frase… ¿Pero cómo puede haber gente así por el mundo? Y, lamentablemente, luego he pensado: “No me extraña”. Creo que todos hemos vivido situaciones así. El poco respeto, la ignorancia, el desprecio, el sentirse superiores por tener un puñado de dólares en el bolsillo o venir de un país donde “aparentemente” hay un bienestar mayor (aunque luego las desigualdades sean brutales y haya mendigos por las calles o gente que pasa hambre). A mí me dio muchísima indignación precisamente en Marruecos también, en la plaza de Marrakech, al ver cómo los guiris, españoles incluidos, se echaban fotos con los monos vestidos de Papá Noel y las serpientes de boca cosida. Uno con acento del sur decía: ¡ahora se la mando a mi madre por whassap! Qué hostia le hubiera dado. Pero quiero pensar que el alimentar el circo de explotación animal y humana (monos, serpientes, mujeres jirafas, elefantes… Lo que sea) es por pura ignorancia y hace falta educación y, como decís al final, ser turista responsable. Y ahí los bloggers (y siento si suena pretencioso) creo que tenemos un papel y un deber importante de hacer llegar todos estos mensajes…
    Muy bien post y muy buena reflexión, más de estos hacen falta 🙂
    Y, por supuesto, no te sientas mal por viajar ni por contarlo, siempre siendo responsable, respetuoso, las cosas bien hechas bien parecen.
    Un abrazo

    • Patri estoy por borrar el post y poner tu comentario jaja chapó. Yo también pienso que si tenemos una herramienta donde poder expresarnos… (blog) tenemos que aprovecharla para cosas positivas como concienciar a la gente de un turismo responsable en todos los sentidos. Aunque a veces es inevitable, y todos nos equivocamos y la cagamos alguna vez. Pero bueno… al menos hay que intentar ser siempre respetuosos. Gracias Patri . Un abrazo

  7. Hola, me he sentido muy identificada con la frase “el dia que me senti mal por viajar” ya que yo me he sentido así varias veces en mis viajes, siempre por viajeros (o turistas) que se sienten superior a las personas del territorio. La vez que me sentí peor fue en Nepal cuando llegó un grupo de Españoles en una tienda…en aquel moment sentí verguenza e indignación por la falta de respeto. Gracias por compartir, también, estas malas experiencias.

    • Hola Familia intrépida 🙂 Muchas gracias por pasarte y comentar. Bienvenidos. La verdad es que hay mucho cafre por el mundo, pero yo pienso que si esos mismos siguen viajando terminarán por adiestrarse y educarse, creo que viajar es capaz de conseguir eso.
      Yo me suelo sentir mal muchas veces, por ejemplo me pasa también cuando les pregunto si conocen España y me comentan que es muy difícil para ellos conseguir una Visa, cuando yo acabo de entrar en su país pagando unos pocos de dolares, así de sencillo. Me parece injusto y me hace sentir mal. Pero bueno, entre todos tenemos que intentar hacer un mundo mejor, ese es el objetivo. Un abrazo

  8. Sublime y certero. Simplemente. No puedo añadir nada más, el resto ya lo has dicho tú.

    Un abrazote, mi crack amigo

    • Tu tambíen eres eso, crack y amigo 🙂 Gracias por pasarte Dani , que bien nos cuidas siempre 😉

    • También

  9. Respeto y empatía son las dos palabras que debemos llevar dentro de la mochila en nuestros viajes.

    Si fuésemos capaces de ponernos en el lugar del otro las experiencias serían más intensas y aprenderíamos de ellas.

    Un fuerte abrazo pareja!!

    • Muchas gracias Loli, totalmente de acuerdo, empatía y respeto, esa es la clave. Somos unos “afortunados” de donde nos ha tocado nacer y por eso no nos hace ser mejor o peor que nadie. Un abrazo y pasadlo genial en el camping de este finde 🙂

  10. Muy cierto! La verdad es que yo prácticamente nunca suelo hacer fotos a personas, me da la sensación de estar metiéndome en la vida privada de la gente…

    • Hola German, gracias de nuevo por pasarte. A mi me da bastante vergüenza y respeto la verdad, pero es verdad que en fotografía de viajes es básico captar momentos y personas, el problema no es fotografías personas, el problema es cómo lo haces. Respeto es la palabra clave 🙂 Y quizás este post es una critica a mi mismo porque en alguna ocasión todos nos hemos equivocado, pero no hasta tal extremo que vivimos Irene y yo en aquella minas. La palabra esclavo me machacó. Un abrazo

  11. Completamente de acuerdo, David. A veces me he sentido un poco miserable buscando fotos de gente, haciendo algún robado… Pero nunca he pensado algo así, y por desgracia he visto y oído cosas como estas demasiadas veces. A veces de “viajeros”. La actitud responsable con el viaje es algo de lo que nunca sobra reflexionar, con otros y contigo mismo, así que gracias por este post.
    Besos!
    Alicia

    • Hola Alicia, gracias por comentar. Ninguno somos perfectos y todos hacemos cosas de las que no estamos demasiado orgullosos cuando las pensamos bien. Nos conocemos poco pero lo poco que te conozco estoy completamente seguro que aunque robes una foto, no es lo único que te interesa de esa persona o de su entorno, seguramente que en ese mercado has interactuado con decenas de personas antes de fotografiarlos, o quizás, esa vez no, pero si en el mercado anterior. A mi aquel suceso me hizo sentirme miserable por un momento, pero fue sólo un momento porque sé que no soy igual que aquello proyectos de personas.

      Seguro que conoces a Tino Soriano, es uno d los fotógrafos de viajes más reconocidos; una vez le escuche decir que el nunca roba una foto, es habla con la gente, consigue que le consideren uno más, pero no por interés, sino simplemente porque le nace y le apetece; y decía que cuando el ambiente es distendido y ya no le ven como un fotógrafo sino como un amigo que hace fotos, el hacía fotos sin posados, naturales. A eso es a lo que a mi me gustaría llegar, pero claro no es fácil, necesitas mucha empatía y tiempo.

      En estos momentos de reflexión que suelo tener, miro las fotos de Etiopía y no se si me siento orgulloso de cómo se consiguen esas fotos (pagando) y me siento mal por haber contribuido en algo que no sé si es beneficioso para ellos.

      Muchas gracias Alicia por pasarte y sigue haciendo fotos que es una maravilla verlas. Besos

      • A Etiopía me remito, sí señor… Me has hecho recordar otra anécdota, sin cámaras esta vez: andábamos por Isfahan, yo viajaba con el que era mi novio y unos amigos (suyos). Buscábamos algo de comer, era mediodía y estaba muy cansada. Entramos en un bazar y encontramos un puesto donde hacían chapati, y las rellenaban con una verdura. Comentario de uno de los amigos “bah, estos sólo comen hierba”. Lo dijo con desprecio, me indigne no sabes cómo, dejé de hablarle, y el resto del viaje se empañó con esa relación. No fue el único “detalle”, era la gota que colmaba el vaso. Viajábamos por nuestra cuenta, no hace falta ir en viaje organizado para encontrar gilipollas, y viceversa.
        Sí, por desgracia tiempo suele faltar a no ser que vayas sin límite y tal, pero hay que intentarlo. La actitud, y luego si eso las fotos
        Besos y a seguir!!!
        Ali

        • Sí, comentarios de ese tipo son muy comunes escucharlos cuando se viaja, pero también estando en Madrid; hay comentarios que me sacan de mis casillas. Un besote Ali y que poquito hablamos en las jornadas

  12. Muy buena reflexión, David. El objetivo del auténtico viajero no debe centrarse sólo en la consecución de” la foto” como trofeo, sino todo lo contrario; en unos casos servirá para mostrar belleza del lugar y de sus gentes, y en otros como denuncia de las desigualdades existentes en nuestro planeta en cuyo caso deberían servir para que las personas tomemos conciencia y colaboremos en la medida de lo posible en paliar esas situaciones, bien con ayuda personal puntual o haciendo que cambien determinadas políticas de los gobiernos de dichos países deprimidos o removiendo las conciencias de los países desarrollados que tanto se han aprovechado de ellos en el pasado o en la actualidad.

    • Hola Tita, gracias como siempre. El problema no es la foto en sí, el problema es cuando es lo único que te interesa , y he descrito el ejemplo éste porque es el que me hizo escribir el post, pero he vivido infinidad de momentos desagradables de turistas a gente local, tratos nauseabundos. No todo vale y nadie es más que nadie. Como comentaba, yo hago fotos, pero espero, y creo, que lo hago de una manera educada. Me alegra que textos así nos hagan reflexionar como me hizo a mi reflexionar aquella maldita frase. Un beso tita molona

  13. De pura casualidad no tendrán una foto de las personas que dijeron eso?

    • Hola, gracias por comentar y bienvenido, no tenemos imágenes de esas personas, pero quizás sí que debería de haber tomado fotos de ellos, ya que los diferentes eran este grupo de jóvenes con gafas de sol y no los jóvenes trabajadores. Un abrazo y esperamos verte pronto de nuevo por aquí

  14. No sois grandes, ¡¡sois enormes!!

    Y cierto es que no es hasta que empiezas a viajar y a coincidir con esos otros tipos de viajeros cuando comienzas a valorar tu propia forma de viajar y a implicarte más y más con cada país en el que experimentas tantas sensaciones, para favorecer las pequeñas economías locales, intentar no contribuir con las empresas que hacen un uso excesivo del medio natural y social, y echar un cable a cada uno de sus habitantes.

    Grandísima reflexión. Enhorabuena por el post, compañeros!

    • Hola Albertito, Gracias por comentar y apoyarnos siempre. Pues es verdad, creo que el viaje nos va educando, y todos nos equivocamos , es así como se aprende. Además he de decir que no es fácil ,muchas veces, diferenciar si lo que estás haciendo es malo a la larga, otras veces como ésta…es claramente repugnante. Tú que eres fotógrafo sabes que muchas veces hacemos autenticas tonterías por una foto, pero hay que pensar que no todo vale. Un abrazo amigo y gracias de nuevo

  15. Muy grande y muy necesario este artículo!!! Respeto, es la palabra clave. Querer entender la situación de la gente, involucrarse con ellos, ayudar siempre que sea posible. Para nosotros eso es viajar. Hay mucha gente que no lo ve de la misma manera y es una verdadera pena, porque tal y como tu dices no se llevan la verdadera esencia del lugar si no se ha entendido la realidad de la gente. Un abrazo

    • Hola chicos, perdonad que conteste a estas horas pero mi día ha sido para escribir otro post jeje.
      Respeto es la palabra clave, eso es, da igual tu forma de viajar, si no tienes respeto…no vale. Vosotros por ejemplo, sois un ejemplo en vuestra forma de viajar, os iba a poner en el post, como referencia, pero he pensado que lo mismo rozaba el “empalagadismo” después de esta semana, dedicándoos tanto elogio jaja, es que os adoro ¿y que le hago? :P. Seguid educando a la gente que viaja con vuestro blog, entre todos conseguiremos, cada vez más, un turismo responsable. Besos, se os quiere 🙂

  16. Qué gran reflexión, David. Y qué buena tu división entre personas respetuosas y las que no lo son.

    • Hola Cristina y perdona la tardanza en responder pero ha sido un día de locos en el trabajo. Así a bote pronto, simplemente con el email, no se si es la primera vez que escribes en el blog, de ser así bienvenida y mil gracias por escribir, sea la primera vez o no 🙂 .
      Pues sí, la gente suele hablar de turistas y viajeros, pero seguro que muchas personas de esas denominadas como “turistas” son mucho más responsables, en su forma de viajar, que muchos “viajeros” “guays”. La diferencia se basa simplemente en la buena o mala educación y buena o mala humanidad. Esperamos verte por aquí pronto de nuevo 🙂 Mil gracias

  17. Bien hecho por poner esto sobre la mesa, hay muchas personas que ni les va ni les viene porque creen que no es su problema, pero hay otras que a veces es por desconocimiento y un texto así puede hacer reflexionar.

    Yo quiero pensar que aunque siempre habrá imbéciles (no se me ocurre otra forma de decirlo) cada vez seremos más los que estemos dispuestos a autoanalizarnos y a responsabilizarnos de nuestra huella a la hora de viajar, y sobre todo, transmitirlo a los demás.

    • Hola Valen y perdona la tardanza en responder pero ha sido un día de locos en el trabajo. Totalmente de acuerdo, la mayoría de veces es por desconocimiento, pero si llegas a ver la actitud de aquel grupo de jóvenes… uff, rozaba el clasismo, y doy gracias a que no logré escuchar la palabra “esclavos” antes de verles tirar la foto, sino creo que hubiera reaccionado de una forma un poco maleducada. Creo que nos vamos educando a medida que vamos viajando y aprendiendo de otros viajeros. Un beso, te veo el sábado

Deja tu Comentario