Qué ver en la Costa da Morte

Empezábamos esta serie de artículos de Galicia por el interior, en la Ribeira Sacra y los cañones del Sil, pero no hay elemento que defina mejor la forma de vida y el carácter de de los gallegos que el mar. En este artículo, queremos adentrarte en la franja de litoral donde el océano Atlántico se manifiesta y ruge de la forma más salvaje y desafiante posible, a través de veinte puntos clave que ver en la Costa da Morte, donde un mar embravecido contrasta con la amabilidad de su gente.

Qué ver en la Costa da Morte

La indómita Costa da Morte

Costa da Morte

La fuerza del mar de Costa da Morte

La Costa da Morte

Para algunos, la Costa da Mortela Costa de la Muerteabarca desde la Torre de Hércules, en A Coruña, hasta FisterraFinisterre -. Para otros, desde las Islas Sisargas hasta Muros. En cualquiera de los casos, la Costa da Morte se localiza íntegramente en la provincia de A Coruña – si en tu viaje vas a dejarte caer también por las Rías Baixas, echa un vistazo al artículo sobre Qué ver en Pontevedra y Combarro y a la entrada de nuestra visita a las islas Cíes-.

Este trozo de costa se encuentra estrechamente ligada a la pesca y al marisqueo, sin rival en lo que a calidad del marisco se refiere  – en especial, de percebe -. No obstante, es inevitable que se asocie también con la historia más negra y trágica de la navegación. Es el tramo marítimo con más naufragios documentados del mundo, naufragios que, en cierto modo, eran bien acogidos por sus gentes, puesto que el mar les regalaba lo que de otra manera no podían conseguir, en un área reprimida donde la abundancia no se conocía.

Hay teorías que culpan a estas catástrofes marinas del sobrenombre de Costa da Morte. Sin embargo, otros lo atribuyen a episodios mucho anteriores, de la época en la que los romanos veían morir aquí el sol cada día, precipitándose tras el océano.

La Costa de la Muerte aún conserva ese halo de misterio y autenticidad que tanto anhelamos en nuestras costas, con algunos de los lugares más vírgenes de la península. ¿Comenzamos a descubrir todo lo que ver en la Costa da Morte?

Los faros del O Camiño dos Faros - Faro de Touriñán

Vista del cabo de Touriñán y su faro

Cuánto tiempo dedicar a la Costa da Morte y etapas

La Costa da Morte consta de más de 200 km, y no transcurre precisamente por autopistas. A las carreteras sinuosas y estrechas se le suman algunos tramos de camino de ripio – el tramo más inquietante y sobrecogedor de la Costa da Morte que veremos más adelante -. Por esto y porque hay mucho que ver en la Costa da Morte, con numerosas localizaciones donde querrás detenerte, te aconsejamos que la recorras en varias jornadas, con tiempo suficiente para conocer la multitud de historias que guarda y las joyas naturales que muestra con orgullo.

Una buena forma de organizarse es por etapas, pudiendo elegir los puntos clave de cada una de ellas, y de este modo definir el número de días necesarios. Las etapas estándar podrían ser éstas:

  • 1º Etapa: Desde Malpica a Laxe
  • 2º Etapa: De Laxe a Muxía
  • 3º Etapa: De Muxía a Fisterra
  • 4º Etapa: De Fisterra a Muros

Nosotros sólo disponíamos de 3 días, por lo que tuvimos que realizar descartes, teniendo que hacer una selección entre todos los atractivos que ver en la Costa da Morte, con el resultado final de 20 puntos clave, que son los que te vamos a contar en esta entrada.

En el mapa se muestra el inicio y final de cada etapa que te proponemos – cada etapa, un color –, así como los los puntos clave que ver en Costa da Morte en cada una de ellas. Pulsando en el rectángulo de arriba a la derecha – Ampliar el mapa – se te abrirá en Google Maps.

 

Nota

Si eres amante del senderismo, tienes que saber que existe la travesía conocida como O Camiño dos Faros, una ruta a pie que antaño era frecuentada por los percebeiros, y que recorre 203 km y 8 faros, desde el faro del puerto de Malpica hasta el de Fisterra. Además, sólo los que completan esta ruta conocen el significado de unos misteriosos seres, los trasnos.

Qué ver en la Costa da Morte – Puntos clave de la ruta

En la ruta que te hemos preparado no van a faltar encantadores pueblos pesqueros, playas con colores caribeños, naturaleza exuberante, historias y leyendas y, por supuesto, faros, muy necesarios en esta fatídica costa para orientar las travesías náuticas, y que suelen localizarse en cabos de cierto renombre.

Aunque muchos situaron esta costa en el mapa tras el desastre del Prestige, en 2002, lo cierto es que hay infinidad de reclamos naturales y culturales que ver en la Costa da Morte, y, como te venimos repitiendo, te vamos a descubrir veinte de ellos en una ruta ordenada.

Y ¿por qué sólo veinte? Porque fue los que nosotros hicimos, y porque no queremos que te vuelvas loco con decenas de sitios y actividades. Con este post, ya vas con los deberes de la preparación hechos, y te aseguro que, con esta ruta, sentirás el alma de A Costa da Morte.

1. Faro de Punta Nariga

Aunque los puritanos dirían que lo ideal es comenzar en la población de Malpica de Bergantiños y seguir el sentido original de O Camiño dos Faros, nuestra ruta comienza en el faro más moderno de Galicia, construido en 1995, aunque no fue hasta 1998 que iniciara su actividad.

A 50 metros de altura y con una longitud de 28 metros pretende simular la proa de un barco adentrándose en un mar de piedra, en la que destaca una escultura de bronce, un atlante de Manolo Coia.

Presta atención a las figuras zoomorfas que la erosión del agua y el viento han dibujado en el entorno.

Faros de Galicia

Faro de Punta Nariga

Faros de Galicia

Faro de Punta Nariga

2. Faro de Roncudo

Su nombre se debe al roncar del mar, que suena de manera atronadora al chocar contra las rocas. Y es que, en este punto, la fuerza del viento puede llegar a hacerse insoportable – cuidado al abrir las puertas del coche, sujétala bien -.

El faro de Roncudo fue construido en 1920, y se extiende hasta los 11 metros de altura. Lo que destaca de este faro es el inhóspito entorno que le rodea. Un terreno de piedras de granito sobre las que tropieza un enfurecido oleaje, empujado por un viento dominante, y sobre las que reposan unas inquietantes cruces. Un conjunto éste que describe a la perfección el significado de A Costa da Morte.

En este cabo no pasan desapercibidas diversas cruces mirando al mar, cruces que, con facilidad, podrás ver a lo largo de toda la Costa da Morte. Un homenaje a los que murieron, tanto a los que naufragaron como a los percebeiros, una de las profesiones más peligrosas que existen, y estas aguas, precisamente, son ideales para su práctica.

Anteriormente mencionamos que algunos naufragios era acogidos con “alegría” por la gente del lugar, dejando muy entrecomillada la palabra alegría. Este es el caso del barco cargado de maíz que encalló en este cabo, dando alimento a las poblaciones cercanas durante meses. La piedra contra la que chocó y que sostiene las cruces tiene nombre, y sí, los habéis adivinado, Piedra de Maiz – Petón do Millo.

Faros de la Costa da Morte - Faro de Roncudo

Faro de Roncudo y las cruces de la Costa da Morte

3. Mirador de Monte Blanco

No es uno de los imprescindibles que ver en la Costa da Morte, pero es un mirador panorámico desde el que poder apreciar la entrada de la ría de Corme y Laxe, la desembocadura del río Anllons y la impresionante lengua de arena de la playa de O Medio, conocida también como A Barra.

Mirador de Monte Blanco

Mirador de Monte Blanco

4. Laxe y playa de los Cristales

Laxe, en el centro geográfico de la Costa da Morte, es un pintoresco pueblo pesquero, que conserva la riqueza medieval de la villa. A esto habría que añadir que tiene una de las playas con la arena más blanca que jamás haya visto, ¡parecía nieve! Te animo a que te acerques a su faro, gemelo del de Roncudo.

Muy cerca del pueblo encuentras la Playa de los Cristales, una pequeña cala donde la arena se entremezcla con pequeños vidrios de colores, tan pulidos por el mar que parecen pequeñas piedras. Estos cristales fueron traídos por el mar desde un antiguo vertedero. Un ejemplo de cómo el mar nos termina devolviendo todo lo que no es suyo.

Además de pasear por el pueblo y su playa, visitar el faro y la Playa de los Cristales, puedes ascender hasta la ermita de Santa Rosa de Lima, con excelentes vistas del pueblo.

Los pueblos más bonitos de la Costa da Morte - Laxe

Laxe y su playa en la distancia

Playa de Laxe

Playa de Laxe

Playas de la Costa da Morte - La Playa de los Cristales

Playa de los Cristales

5. Casa del Alemán de Camelle y su museo

Nuestra ruta por la Costa da Morte no se hubiera desviado a Camelle si no fuera por un ermitaño alemán, Manfred Gnädinger, conocido como Man. Un artista anacoreta que levantó su austera casa en 1962, en el mismo lugar que ahora comparte paisaje con un espigón rompeolas. Una construcción a la que se opuso, llegando a plasmar en el tierno hormigón las huellas de su cuerpo para siempre, a modo de protesta.

Vivió en su pequeña casa sin electricidad ni agua, en contacto íntimo con la naturaleza. En los años 70 comenzó a esculpir su propia obra en las rocas adyacentes, llegando a levantar un auténtico museo al aire libre. Museo que no sólo ha tenido que soportar la inclemencias del tiempo, también sobrevivió a la construcción del famoso rompeolas. Tras años de adaptación al nuevo paisaje, el museo quedó anegado por el vertido del Prestige en 2002, situación con la que Man ya no pudo lidiar, muriendo un mes más tarde.

Además de este museo de esculturas alrededor de su casa, puedes entrar al museo que se levantó en su honor, a pocos metros del muelle.

Historias de la Costa da Morte - El Man de Camelle

Casa del alemán de Camelle y su obra

Dónde dormir tras la 1º Etapa 

6. Arou

Arou, más que por ser un pueblo que podría cumplir a rajatabla con los cánones de lo que buscábamos en la Costa da Morte, y que visto con perspectiva desde un mirador es escrupulosamente perfecto, lo añado por ser el punto exacto donde el asfalto da paso a un camino de ripio, el tramo que más nos cautivó en la Costa da Morte, desde Arou hasta el Cabo Vilán, declarado como Sitio Natural de Interés Nacional.

Los pueblos más bonitos de la Costa da Morte

Pueblo de Arou y su playa

7. Playa Do Trece y duna de Monte Blanco

Y con la playa do Trece comienza la Costa de la Muerte más genuina. En esta playa está prohibido el baño, seguro que, en cuanto la escuches y la sientas, entenderás el porqué. Bajo estas aguas se encuentran multitud de pecios, siendo uno de los lugares más siniestros de la navegación mundial. Pero el naufragio más importante que se recuerda aquí es el del naviero inglés Serpent, pero hablaremos sobre ello en el siguiente punto clave que ver en la Costa da Morte, en el Cementerio de los Ingleses.

Sobre la playa do Trece podemos divisar una de las dunas rampantes más altas de Europa, la duna de Monte Blanco, con 150 metros.

Playa do Trece

Playa do Trece y duna rampante de Monte Blanco

8. Cementerio de los Ingleses

“Trepad a los mástiles para salvar la vida” Éstas fueron las últimas palabras que el comandante consiguió espetar a su tripulación tras embarrancar en la Punta de Boi.

Sólo 3 de las 175 personas que estaban a bordo consiguieron salvarse, siendo arrastrados hasta la playa do Trece. El naufragio del buque inglés Serpent tuvo lugar el 10 de noviembre de 1890, y el mar fue devolviendo cuerpos hasta las navidades de ese mismo año.

El Cementerio de los Ingleses desprende un aura especial, es el lugar más emblemático que ver en Costa da Morte, todo un símbolo. Aunque aquí se enterraron las víctimas del Serpent, no sólo representa a este naufragio, va más allá, y recuerda a todas las vidas que se ha llevado esta costa. Bajo este memorial se hallan 142 cadáveres – el resto aún siguen perdidos en el mar -. En el habitáculo central se enterró a los oficiales, y al resto de la tripulación, alrededor de él.

9. Faro Vilán y Camariñas

Desde el Cementerio de los Ingleses nos fijamos un único objetivo, fotografiar el faro más espectacular de la Costa da Morte desde todos los ángulos, y vaya si lo conseguimos. Y para muestra, estas imágenes:

Ruta por la Costa da Morte

Vista del faro de Cabo Vilán

Ruta por la Costa da Morte

Vista del Faro Vilán

El faro de Cabo Vilán, con una torre de 27 metros levantada sobre un peñasco de 105 metros, sustituyó al antiguo, que funcionaba con aceite, y que resultó ser insuficiente para guiar a los barcos en estas difíciles aguas. El actual posee el mayor alcance de toda Galicia y fue el primer faro en disponer de suministro eléctrico de España.

El interior del faro alberga el Centro de interpretación de los naufragios, faros y señales marítimas de la Costa da Morte, y puede ser visitado. La pena es que una de las últimas fareras que aún quedaban en España ya se jubiló, quedando el Faro Vilán huérfano.

Los faros de la Costa da Morte - faro de Vilán

Faro Vilán

El faro más bonito de Galicia

Tanto esta foto como la de portada se tomó desde esta ubicación exacta.

Aunque nosotros no lo hicimos, puedes visitar a las palilleiras en el pueblo de Camariñas, la villa donde más personas bordan en el mundo entero. El encaje de bolillos de Camariñas , una artesanía que ya se realizaba aquí en el siglo XVI,  se exporta internacionalmente. Conoce más acerca de este arte en el museo do Encaixe.

Tour de senderismo

Desde Arou hasta el cabo de Vilán es el tramo más apasionante que ver en la Costa da Morte. Puedes seguir los pasos de los trasnos del O Camiño dos Faros y completarlo a pie. Si prefieres hacerlo con guía, echa un ojo a esta actividad de senderismo.

10. Santuario da Virxe da Barca

Pocos edificios religiosos llaman mi atención, lo hizo la Sagrada Familia, la catedral de Burgos, el monasterio de los Jerónimos en Lisboa… y pocos más. A esta escasa lista se ha sumado el Santuario da Virxe da Barca. Creo que no existe otro santuario en una ubicación más idílica.

Es el santuario más antiguo de Galicia y uno de los más importantes. Aquí se reúnen cada año millares de fieles en una de las romerías más multitudinarias de Galicia.

Cuentan que hasta aquí llego la virgen en una barca de piedra para alentar a Santiago Apóstol en la evangelización de Galicia. La barca se rompió, siendo aún visibles tres partes de ella:  La piedra de Abalar, el barco, si un devoto la consigue mover atrae la buena suerte; la piedra dos Cadrís, la vela, y que algunos atraviesan de rodillas buscando propiedades curativas, y por último, la del Timón.

Muxía se consideró la zona cero del desastre del Prestige, y como recuerdo a la huella de la marea negra se levantó A Ferida, un monolito de 400 toneladas y 11 metros de altura esculpido en granito justo al lado del santuario.

Qué ver en la Costa da Morte

Santuario da Virxe da Barca

11. Faro de Touriñán

Unos crían la fama y otros cardan la lana, pero lo cierto es que el verdadero Finis Terrae – fin de la tierra – es el faro de Touriñán – en el banco de piedra se puede leer las coordenadas exactas, acompañado de esta frase: “Punto más occidental de la España peninsular” –. Añadir también que sobre estos abruptos acantilados graníticos, dos veces al año, se reciben los últimos rayos de sol de toda Europa continental.

faros de la Costa da Morte - Faro de Touriñán

Faro de Touriñán

faros de la Costa da Morte - Faro de Touriñán

Faro de Touriñán

12. Playa de Langosteira

Una playa que ya la quisieran en Menorca. He de reconocer que desconocía por completo que las playas de Galicia tenían un color de agua y de arena semejante, toda una sorpresa. Y al contrario que otras playas del litoral, ésta se encuentra resguardada del oleaje y el viento, por lo que es de aguas tranquilas, perfecta para un baño.

Consta de casi dos kilómetros y, además de bajar a darte un chapuzón, es una delicia observarla desde la Cruz de Baixar.

Playas de Galicia

Playa de Langosteira y Cruz de Baixar

Playas de Galicia

Playas y calas de Galicia

13. Fisterra (Finisterre)

Y por fin llegamos al final de la ruta por la Costa da Morte para los más puristas, pero no para nosotros. Fisterra no es el faro más bello que ver en la Costa da Morte, pero sí el que más carga de simbolismo tiene. No en vano es el segundo lugar más visitado de Galicia, tras la Catedral de Santiago.

El nombre, Finis Terraeen latín – le viene de época romana, cuando estos consideraban estas coordenadas como el fin de la tierra, donde el sol se apagaba cada noche tras sus aguas.

Asimismo, es un emblema del Camino de Santiago. Aquí se encuentra el kilómetro cero del mismo, y para muchos, el Camino no termina en la plaza del Obradoiro, sino en el faro de Fisterra. Al llegar, se quemaban las botas a modo de ritual, es por eso que actualmente puedes ver una escultura de la bota del peregrino sobre una roca.

Los faros de la Costa da Morte - Faro de Fisterra

Cabo y faro de Fisterra

Faro de Fisterra

Bota del peregrino

También es aconsejable dar una paseo por las callejuelas del pueblo de Fisterra. Y visitar la iglesia de Santa María das Areas, cuyo interior románico alberga el Santo Cristo da Barba Dourada, que, cuenta la leyenda, llegó en una caja, flotando en el mar. O la capilla de Nuestra Señora del Buen Suceso, en la plaza de Ara Solís.

Dónde dormir en la 2º Etapa 

14. Cascada de Ézaro

Y si no haces caso a los puristas y te acercas hasta la ría de Muros y Noia, se te obsequiará con maravillas naturales como la cascada de Ézaro, donde el río Sayas fluye por las paredes de granito del monte O Pindo, hundiéndose en el Atlántico en una cascada de 40 metros. Es el único río en Europa continental que desemboca en el mar en forma de cascada.

Qué ver en la Costa da Morte - Cascada de Ézaro

Cascada de Ézaro

Cascada de Ézaro

Cascada de Ézaro

Los sábados y las vísperas de festivos, durante la temporada estival, la cascada está iluminada de 23 horas hasta media noche.

Tour en kayak

Puedes acercarte hasta la cascada de Ézaro en kayak, consulta las diferentes opciones.

15. Mirador de Ézaro

El mirador de Ézaro fue de los pocos atractivos que ver en la Costa da Morte que no pudimos disfrutar como se merece, debido a la niebla – es frecuente que se adentre en las rías gallegas –. Aún así, pudimos intuir la extrema belleza de este mirador, con el pueblo de Ézaro y su bahía más abajo. En días claros, se alcanza a divisar la figura del cabo de Fisterra en la distancia.

Hay que apuntar que desde el mirador no se ve la cascada, pero hazme caso, merece la pena aún así. Si dispones de coche, te aconsejamos que subas con él – hay aparcamiento -, porque el desnivel es bastante acusado. De hecho, es uno de los puertos de la vuelta ciclista a España, y un monumento en su cima los constata.

Creo, sin animo de equivocarme, que es el mirador más espectacular que ver en la Costa da Morte.

Ruta por la Costa da Morte - Mirador de Ézaro

Mirador de Ézaro

16. Playa de Carnota

La playa de Carnota, con 7 kilómetros y forma de media luna, es considerada la más larga de Galicia. Con bajamar es posible que llegue a superar los 500 metros de anchura. Un conjunto único de dunas y marismas con una laguna interior. Para los aficionados a la observación de aves es un lugar perfecto.

La prestigiosa revista alemana “Traum stände” la consideró una de las cien mejores playas del mundo. Si deseas verla desde una posición privilegiada, puedes asomarte desde el mirador de Louredo o el mirador de As Paxareiras.

17. Hórreo de Carnota – Santa Comba de Carnota –

Uno de los elementos paisajísticos que más me fascina de Galicia son sus hórreos. Diferentes a los asturianos, puesto que en Galicia son mayoritariamente de piedra, en vez de madera, y de nave rectangular, en vez de cuadrada.

Estas construcciones eran utilizadas como almacenaje, maíz en su mayoría, con cierta elevación, lejos de la humedad y de los animales.

El hórreo de Carnota, terminado en 1783, es quizás el más conocido de Galicia. Aunque sus 34 metros impresionen, lo cierto es que, no es el más largo de la comunidad.

Anexo al hórreo, además de un característico palomar, también puedes entrar a la iglesia de Santa Comba, que resistió el asalto de las tropas de Napoleón.

Los hórreos gallegos - Hórreo de Carnota

Hórreo de Carnota

18. Hórreo de Lira – Santa María de Lira

Muy cerca del anterior se localiza este hórreo que compite en longitud de manera estrecha con el de Carnota. Fue terminado en 1814, lo que le hizo jugar con ventaja y poder superar en 2 metros al hórreo de Carnota, convirtiéndose con 36 metros en el segundo más largo de Galicia, por detrás del de Rianxo.

Al igual que el de Carnota, descansa sobre 22 pares de pies, y al lado, el gran palomar y la iglesia parroquial de Santa María de Lira . Y es que, esta clase de hórreos pertenecían al clero, cómo no.

Los hórreos gallegos - Hórreo de Lira

Hórreo de Lira

19. Louro: Playa de Area Maior, monte de Louro y laguna das Xalfas

Y casi terminando con nuestra ruta por la Costa da Morte qué mejor que descansar en este remanso de paz formado por la playa de Area Maior, sus dunas y sus surferos; la laguna de Xalfas, bajo la que, según cuenta la leyenda, se encuentra un pueblo sumergido; con la lengua de piedra que dibuja el monte Louro observándonos; y el pueblo homónimo tras la laguna. Una de los estampas más completas que ver en la Costa da Morte… y en toda Galicia – y eso que la niebla no nos permitió disfrutarlo con total claridad -.

Playas de la Costa da Morte - Playa de Area Maior

Playa de Area Maior y Monte de Louro al fondo

Playas de la Costa da Morte - Playa de Area Maior

Dunas de la Playa de Area Maior

Qué ver en la Costa da Morte - laguna das Xalfas

Laguna das Xalfas

20. Muros

Y nuestro punto final que ver en la Costa da Morte es la localidad de Muros, en el extremo norte de la Ría de Muros y Noia. En esta ría finaliza la Costa da Morte y da comienzo las Rías Baixas.

Como buen pueblo pesquero que es, tiene un puerto y una lonja de lo más animado. Pero no pierdas la oportunidad de pasear por sus calles empedradas, entre las casas marineras del casco viejo, declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1970. Es inevitable no imaginar a esos pescadores de otros tiempos en las puertas de las casas preparando los aparejos de pesca. Entre callejuelas con encanto, destacan dos plazas singulares: la plaza de Santa Rosa, presidida por un crucero de 1789, y la de la Pescadería Vieja.

Entre el casco viejo y el puerto te topas con plazas más animadas como la plaza del Ayuntamiento. Y patrimonio de importancia como la iglesia Parroquial de San Pedro – Colegiata de Santa María do Campo, aunque en muros hay hasta ¡siete parroquias! Pero como en todas las poblaciones de este estilo, lo mejor en pasear sin rumbo, es una gozada.

Pueblos de la Costa da Morte - Muros

Callejuelas de Muros

Pueblos de la Costa da Morte - Muros

Iglesia Parroquial de San Pedro – Colegiata de Santa María do Campo

Dónde dormir en la 3ºEtapa 

Y hasta aquí los 20 puntos clave que ver en la Costa da Morte, una ruta en la que tuvimos a los mejores guías, un gallega, Eva, del blog Unaideaunviaje, y un “gallego” de Aluche, Dani, del blog Unviajecreativo. Gracias por enseñarnos vuestra tierra natal y adoptiva con tanto cariño.

Cómo moverte en la Costa da Morte – Coche y excursiones

La mejor opción para moverse por la Costa da Morte es en tu propio coche. Si no es posible, tienes otras posibilidades:

Dónde dormir en la Costa da Morte

A lo largo de la ruta os hemos dejado recomendaciones de alojamientos – al final de cada etapa.  De todos modos, te pintamos un mapa con todos los hospedajes de la zona – puedes hacer zoom, desplazarte, elegir fechas o ver los detalles de cada hotel pinchando en el precio –:



Booking.com

Ahorra viajando con los siguientes enlaces

hotel RESERVA AQUÍ los hoteles MÁS BARATOS de la Costa da Morte.
antique-elegant-building-with-columns RESERVA AQUÍ las MEJORES ACTIVIDADES Y TOURS de la provincia de A Coruña.
sedan-car-front ALQUILA AQUÍ tu coche y AHÓRRATE MUCHO DINERO.
washing-machine Si no eres de hoteles, CONSIGUE AQUÍ 25 euros DE DESCUENTO en tu primera reserva y alquila una casa completa o habitación privada.

Más artículos útiles para conocer Galicia

Qué ver en la Ribeira Sacra y cañones del Sil en 2-3 días

Qué ver en la Ribeira Sacra y los cañones del Sil

Aunque la foto de portada te haga dudar, en este artículo no vamos a hablar de los fiordos noruegos, sino de otros que se localizan mucho más cerca. En esta entrada te contamos todo lo que ver en la Ribeira Sacra y los cañones del Sil en 2-3 días […]

Qué ver en Pontevedra

Qué ver en Pontevedra y Combarro

Pontevedra es una de esas ciudades recogidas y presumidas que sabe que gusta. Y no sólo a nosotros, también se enamoraron de ella ilustres como Valle-Inclán, Castelao o el mismísimo Cristóbal Colón, del que afirman, especialmente algunas teorías gallegas, que nació muy cerquita […]

Playa de Rodas

Visitar las islas Cíes

Este verano, por culpa gracias a la pandemia y al avanzado embarazo, decidimos quedarnos por tierras gallegas, y cómo no, tenía que enseñar a Irene aquel paraíso – vaya, ya lo he dicho – que conocí en el 2009. Pero esta vez con el móvil […]

*Código ético: En este artículo existen enlaces de los cuales percibimos una pequeña comisión. Debes saber que tus reservas tendrán el mismo precio e incluso en algunas ocasiones obtendrás un descuento (nunca pagarás más). De esta forma nos ayudas a poder seguir contándote historias en el blog. Todas las empresas que recomendamos han sido probadas de primera mano por nosotros.

Si te ha gustado, compártelo:
Facebooktwitterpinterestmail

Deja tu Comentario

Tragaviajes te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando este formulario serán tratados por David Sánchez Fernández. La finalidad es poder moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que tus datos se guardarán en la base de datos alojada en Hosting Oclic SL, mi proveedor de email y hosting, pero solo con la finalidad de poder mostrar tus comentarios en este artículo. También utilizamos el plugin Subscribe to Comments Reloaded (StCR), a través del cual puedes suscribirte a los comentarios para poder recibir en tu email las contestaciones que tú elijas (respuestas a tus comentarios, todas las respuestas o ninguna respuesta). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@tragaviajes.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.