Irene con su Mochila en Venecia

¡Bienvenidos a mi bautismo mochilero!

A menos  de un mes de nuestra partida hacia las Islas Filipinas, exactamente 24 días, tengo prácticamente preparada la mochila de viaje, únicamente quedan  por meter pequeños detalles.

Qué ganas de hacer este viaje , ya no solo por el componente emocional que conlleva , sino por la prueba personal a la que me enfrento, y las ganas de probar una manera diferente de viajar. David es ya un experto, parece que haya nacido con una mochila a sus espaldas.

Ya tenía ganas, ya! Voy tarde,pero aun estoy a tiempo… Me habría gustado adquirir esta faceta mucho tiempo atrás, pero la no valentía, el hándicap del idioma, y el no encontrar gente para viajar de mochilero, han hecho que se retrasara el momento, pero “ nunca es tarde si la dicha es buena”.

Este post es más personal, he decidido escribirlo y así contar las sensaciones que fluyen en  mí, para animar a aquellas personas que quieran cambiar su estilo y forma de conocer mundo, y así expulsar los miedos y estereotipos que nosotros mismos infundimos y hacemos  que supongan un freno para tener nuevas experiencias.

Últimamente, me he rodeado de mucha gente que viaja con su mochila, comenzando su viaje tan sólo con un billete de ida y vuelta, una ruta más o menos estudiada, con preferencias de sitios y lugares que visitar, pero que a su vez  puede ir variando según apetencias o circunstancias que se puedan presentar, con algún que otro lugar para pernoctar reservado, otros sin nada buscado, un poco a la aventura… Un sin fin de posibilidades, confeccionadas a gusto del consumidor, y todos coinciden en lo mismo “de esta  manera se interactua más con el país visitado”, con los locales, con  la cultura…  Resumiendo,“lo vives más”.

Imagino, que para muchos, como en mi caso, cuando viajan, no sólo se quedan con lo que fotografían y ven, sino también con lo que sienten. Os voy a desvelar cuales son “mis prioridades sensitivas” cuando viajo: exploro, descubro, conozco, siento sabores, olores, ruidos, y sobre todo intento disfrutar y  vivir el momento al máximo… 

Para estos 26 días en Filipinas, he puesto en práctica consejos que me dio David en otros viajes, algún que otro esfuerzo he tenido que hacer, malos hábitos  he tenido que cambiar. Puedo decir,que desde que comencé a viajar con él, me dí cuenta de que tenía muy malas costumbres, en cuanto a lo de preparar el equipaje: Ropa poco práctica, zapatos que no iba a usar, excesivos cosméticos… Este año ha sido un buen año para ir entrenando. Estocolmo, Dublín , Milán, Venecia, Cinque Terre ,Bérgamo, Oporto, Cabo de Gata…

Irene ante el ayuntamiento de estocolmo

Distintos lugares , climas y estaciones del año con los que he tenido que lidiar para comprimir la mochila. La prueba de fuego viene ahora!

Para el próximo viaje, el más largo y variopinto de este año , he aprendido a reducir el  neceser, pero de lo contrario, me  he visto en la obligación de tener que ampliar el botiquín y kit de medicinas, una cosa por la otra.

Dada mi estatura y mi “gran” envergadura, llevo una mochila de 40l , en la que he introducido todo lo necesario para , “playa y lluvias”.

Creo que toda persona debería probar por lo menos una vez en la vida este tipo de viaje, para así  ver, si es o no, su estilo  y forma de conocer mundo . En este  punto es en el que me encuentro.  ¿Tú también? Te animamos a que nos lo cuentes! ( en nuestro apartado de comentarios)

¿ Lograré pasar la prueba? Ya os contaré…

Si te ha gustado, compártelo:
Facebooktwittergoogle_plusmail

12 Comentarios

  1. ¡Enhorabuena por vuestro trabajo! Os deseo, que llenéis, este espacio de bellas experiencias viajeras y de vida. Seguro que servirán de información y entretenimiento tanto al viajero primerizo como al más experimentado.

    Vuestros consejos,relatos y biografías le serán de mucha utilidad antes de emprender la ruta hacia lo desconocido.

    Desde ahora me declaro fiel seguidora y espero despierte en mi ánimo unas ganas irrefrenables de recorrer mundo,si no ahora mismo, en un futuro no muy lejano cuando pueda dedicarle tiempo a este placentero menester.

    Muchos besos, y lo dicho, a gastar botas -ya carretes no, por cierto y por suerte.

    María José.

    • Tita Maria Jose!!!, Vaya bonitas palabras que nos has escrito.
      Nosotros estamos muy ilusionados, y lo mejor de todo, que nos lo estamos pasando la mar de bien haciéndolo juntos. Besos

  2. La prueba la pasaste en el momento que decidiste viajar como mochilera. No te vas a arrepentir y seguramente repetirás. Aunque te veo un pequeño hándicap (David, no sé si yo lo aguantaría tanto tiempo 24h.). Al margen de bromas, os deseo mucha suerte y os esperamos a la vuelta por nuestra tierra como nos habéis prometido. ¡Un abrazo tragones!

    • Gracias jose! Por supuesto que os debemos una visita! Pero lo mejor sería que legue el día de vernos con nuestras mochilillas y camarillas fotografiando rincones ! Las Irene al cuadrado somos buenas compañeras de viaje y de fotografía!

    • Gracias por la parte que me toca 🙂 Sabéis que apareceréis en este blog en algún viaje, seguro!!

  3. Irene! Enhorabuena por tu valentía! Yo tampoco he ido nunca a un viaje así, como tu dices el miedo y la comodidad me pueden… Jajaja!
    Pasarlo genial!!! Un fuerte beso y gran abrazo!

    • Ana! Gracias por leernos! Esperamos conseguir que con este post te aventures a hacerlo y nos cuentes que tal la experiencia!OS llevaré en la mochila a todos vosotros! Creo que nos reiremos mucho…Un abrazo fortísimo.

  4. Encantada de leerte Irene! Algún dia nos conoceremos, con o sin backpack!
    Ya verás como con 40L y lavando por el.camino, al final te sobraá ropa y todo!!
    Disfrutad del viaje parejita!!

    • Muchas Gracias Sue, David me está ayudando mucho y tengo muchas ganas de probar como es viajar de mochilera, ilusión no me falta, tengo muchas ganas de conoceros eh 🙂

  5. Lo malo de empezar a ser mochilero es que luego……. no se puede volver atras. Ansiosa por leer vuestras aventuras en Filipinas.
    Un saludo de patata!!!

Deja tu Comentario

Tragaviajes te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando este formulario serán tratados por David Sánchez Fernández. La finalidad es poder moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que tus datos se guardarán en la base de datos alojada en Hosting Oclic SL, mi proveedor de email y hosting, pero solo con la finalidad de poder mostrar tus comentarios en este artículo. También utilizamos el plugin Subscribe to Comments Reloaded (StCR), a través del cual puedes suscribirte a los comentarios para poder recibir en tu email las contestaciones que tú elijas (respuestas a tus comentarios, todas las respuestas o ninguna respuesta). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@tragaviajes.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.