viaje a eslovenia

Viajar a Eslovenia no aparecía en las primeras hojas del calendario que cuelga de la pared de la cocina. Nunca había entrado en la lista de posibles viajes del año. Lo poco que conocía de este pequeño país no iba más allá del lago Bled y algún que otro deportista de élite. Sabía que era un país de la antigua Yugoslavia, aunque apenas estaba al corriente de su historia . El color verde y un paisaje montañoso eran los primeros flashes que se me venían a la cabeza siempre que escuchaba el nombre de Eslovenia.

viaje a eslovenia

viaje a eslovenia

viaje a eslovenia

Tuve una sensación rara al ser seleccionado por Interface y la oficina de turismo de Eslovenia. Iba a ser la primera vez que viajara a un país totalmente desconocido y sin preparativos previos con los que formarse. Había un programa cerrado que trataría de mostrarnos que Eslovenia es mucho más que el lago Bled. Era un viaje centrado en el norte, suroeste y la capital, Liubliana. Siete días en los que sólo cabía la posibilidad de sorprenderse, disfrutar y, sobre todo, aprender.

Aprendizajes del 1º y 2 día

Aprendí que para llegar a Eslovenia es mucho más barato volar a Venecia o Trieste, y desde allí alquilar un coche. Que tener a Italia como vecino hace que tus paisajes estén salpicados de viñedos. Que tus vinos sean de calidad y presumas de ello, hasta el punto de que alguno de los vinos más prestigiosos de la vecina Italia se encuentran en tierra eslovena. Descubres que éste es un país realmente pequeño, con apenas 2 millones de habitantes y que si condujeras unas 3 horas desde Italia, te saldrías de Eslovenia por cualquiera de sus extremos: Austria, Hungría o Croacia.

viaje a eslovenia

viaje a eslovenia

viaje a eslovenia

La perfección del paisaje levanta tus sospechas, has dejado atrás Italia y te encuentras en Eslovenia. Lo corroboras consultando google maps. Todo está en su sitio, la vaca, la oveja, la iglesia, la nube y por supuesto los impresionantes Alpes. Sí, descubres que los Alpes también llegan a este territorio y se llaman Julianos – y tú que pensabas que la del calendario era la única acepción – Sólo te queda asentir para disimular tu ignorancia respecto al tema. Las primeras horas son una borrachera de nueva información. Tú que te hartaste de escuchar la palabra kárstico en Filipinas, resulta que dicha palabra proviene de la región eslovena de Carso – Karst en alemán – 

Desde el primer día aprendes que hay muchas granjas. Tú solo conoces un tipo de granja y no quieres preguntar para no meter la pata. En Eslovenia, además de ese tipo que tú también estás pensando, existen granjas turísticas, con o sin animales. Durante los dos primeros días dormimos en la Tourist Farm Koroš, granja dedicada al turismo de la bicicleta y desde donde poder realizar rutas de montaña bajo frondosos bosques, ¡una auténtica maravilla!. En Farm Koroš existe el concepto de comunidad. Todos los vecinos del pueblo se ayudan, repartiéndose el turismo que llega. No hay disputas, ni competencia, juntos siempre se suma más.

viaje-a-eslovenia-8

viaje a eslovenia

Aprendes que la cultura de la bici es tan fuerte en esta zona que incluso han habilitado una antigua mina de plomo y zinc para recorrerla sobre dos ruedas. Pero esto no es todo, la mina de Mežicaque consta  de más de 1.000 km de túneles, repartidos en 21 niveles, también puede ser explorada en tren o ¡kayak!. Una experiencia divertida, original y auténtica.

viaje a eslovenia
viaje a eslovenia

Solo llevábamos dos días y no habíamos hecho otra cosa que aprender en/de Eslovenia.

Aprendizajes del 3º día

El 3º día aprendí que también existen granjas de las de verdad: con animales, productos ecológicos y donde la familia tiene casi más hijos que cabras. Estas granjas se han adaptado, que no transformado, como alojamiento y son una opción interesante si viajas con niños. Pueden disfrutar de la montaña, rodeados de animales y aprender a ordeñar o dar de comer al ganado… Un ejemplo es la granja Tourism Farm Matk, en Logarska dolina – Logar valley en inglés. Un valle alpino glacial en la región de Solčava

viaje a eslovenia

viaje a eslovenia

viaje a eslovenia

_DSC1744

El pueblo de Solčava es uno de esos pueblos de maqueta donde todo te llama la atención. Enclavado entre los Alpes de Kamnik y Savinja, un paisaje que puedes disfrutar en la Solčava panoramic roadte recomiendo hacerlo en bici – Si eres amante de los trekkings, uno de los más conocidos es el que te lleva a una de las cuevas más importantes de Eslovenia: Potočka Zijalka cueva en la que se han encontrado huesos de más de 40 especies de animales. Mide 115m de largo  En esta ruta descubres cómo era una antiguo control fronterizo con Austria. En realidad sólo queda un cartel que lo indica, aunque es fácil de ubicar debido a la deforestación sin control que realiza el vecino austriaco. Tú que pensabas que los osos pardos solo los podías ver en sitios como Canadá, te “alegras” cuando tu guía te dice que es posible verlos en esta ruta.

viaje a eslovenia

viaje a eslovenia

viaje a eslovenia

viaje a eslovenia

A tus 35 años escuchas por primera vez la palabra “glamping” camping y glamour – Después de analizar bien el nombre te sientes un auténtico ignorante, de nuevo, por no haberlo deducido. Herbal Glamping Ljubno es el complejo y consiste en un conjunto de enormes y lujosas tiendas alrededor de una piscina. Uno se siente abrumado y piensa que quizás no sea el tipo de alojamiento que buscan tus lectores, un pensamiento pasajero al ver tu jacuzzi privado que incluso te hace olvidar, por un momento, de que tienes un blog… y lo disfrutas.

viaje a eslovenia

Aprendizajes del 4º día

Ya son varios días en esta maravilla de región y comienzas a pensar que quizás ningún otro lugar te había inspirado tanta tranquilidad antes, y estás seguro de que nunca has visto un país tan verde. Has alcanzado tal grado de relajación en este viaje que tras 4 días descubres que Eslovenia tiene una pequeña parte de costa y que tú se la habías adjudicado a Italia. Cosas como ésta te hacen recordar por qué te gusta tanto preparar los viajes – muy necesario

viaje a eslovenia

viaje a eslovenia

El 4º día no sabes dónde vas. Te encaramas a un funicular y tras una pequeña subida te encuentras en un pueblo de casas muy características y te preguntas si aquí llegaron los vikingos. Aunque son muy similares, en realidad  las casas del pueblo medieval de Velika Planina son construcciones a semejanza de las antiguas cabañas de pastores que fueron destruidas por los alemanes en la II Guerra Mundial. Aquí, en invierno, solo suben esquiadores, en verano es turno de los pastores y su ganado. Ante tanta belleza te da por pensar y susurrar en voz baja “pues sí, aún es posible encontrar lugares maravillosos sin apenas turismo”… ¡Existen!. Velika Planina es una de las zonas de pastoreo más bellas que haya visto nunca. La especialidad es el famoso queso Trnič – nuestro queso de tetilla, pero más pequeño – 

viaje a eslovenia

viaje a eslovenia

viaje a eslovenia

viaje a eslovenia

viaje a eslovenia

Si creías que en la noche anterior habías alcanzado tu techo en lo que a alojamiento respecta, descubres que no va a ser así. Te topas con 3 Ferraris y un Porche en el parking del hotel elegido para esa noche. Aprendes que alguien de Carabanchel también puede dormir alguna vez en sitios como Kendov Dvorec, en Idrija.

Aprendizajes del 5º día

Necesitas visitar Eslovenia para aprender que en España existe una de las minas de mercurio más importantes del mundo, en Almadén, y que junto a la de Idrija, en Eslovenia, son Patrimonio de la Humanidad.

Tú que pensabas que no hay cosa más española que esos manteles de encaje de bolillos de la mesa camilla de la abuela, descubres que son una institución en Idrija, tanto que hasta decora los pasteles.

viaje a eslovenia

viaje a eslovenia

Aprendizaje del 6º y 7º día

A pesar de que sabías que la capital de Eslovenia es Luibliana, desconocías que tuviera tanta vida y un ambiente tan alternativo. Detalles como la fachada del parlamento son síntomas claros de modernidad: figuras desnudas, simulando ser los diputados sin nada que esconder de cara al pueblo. La ciudad del amor y los dragones fue capital verde europea en 2016. Al escuchar que apenas tiene 250.000 habitantes, aprendes que aún existen lugares donde el grueso de la población vive en las zonas rurales.

Si tuviera que definir Luibliana diría que es una ciudad viva y que saben como vivirla.

viaje a eslovenia

viaje a eslovenia

viaje a eslovenia

Los mayores aprendizajes

Como habréis visto, no dejé de aprender un solo día en Eslovenia. Pero no penséis que sólo me cultivé de datos del país. No, también aprendí que Rubén de algoquerecordar es tan creativo como buena persona, que Sara de viajarlocuratodo es tan activa como encantadora y que Alex de wanderlustmemories es un trozo de pan incapaz de dañar a una mosca… aunque sí reírse de ella. Los tres me han cuidado como si fueran algo más que compañeros de blogtrip y es que para mí ya son mucho más que eso. Uno también se da cuenta de que se puede echar de menos a personas con las que has pasado tan solo 7 días de tu vida, gracias Tillen – nuestro guía –

viaje a eslovenia

viaje a eslovenia

viaje a eslovenia

Aprende esto antes de ir: “Eslovenia es mucho más que el lago Bled”

 

Si te ha gustado, compártelo:
Facebooktwittergoogle_plusmail

15 Comentarios

  1. He viajado este mes de Julio a Eslovenia. Ya estuve a punto de hacerlo el año pasado. Y si, después de esta breve visita (breve como son siempre las vacaciones) puedo gritar bien alto que “Eslovenia es mucho más que el Lago Bled”. Es más, quizá el Lago Bled ha supuesto para mí una pequeña (pequeñísima) decepción. Un lugar mágico algo saturado de turismo (dentro de lo que se puede considerar saturación en Eslovenia). Sobre todo si lo comparamos con cualquier otro lugar de este maravilloso país. Mucho más auténtico es el Lago Bohinj (pero esto ya os lo habrán dicho). Un país tranquilo, amable, europeo en el mejor sentido de la palabra, verde, muy verde (¿hay hierba seca aquí?). Yo solo puedo aconsejaros que hay lugares en este país que pueden ser alternativas a las postales más habituales que encontrarás por Internet. Škocjan hay que verlo, no dejes que te lo cuenten pero, acaso no puede ser una experiencia más gratificante visitar Križna Jama en lugar de Postjona?. En fin, muchas personas que han visitado Eslovenia te aconsejan fervientemente ir pero casi prefieren que no lo hagas. Yo puedo decir lo mismo. Eslovenia es aún un país deliciosamente virgen en lo que se refiere al turismo de masas. ¡No vayas!. Por cierto, excelente blog. Enhorabuena.

    • Hola Javier. Muchas gracias por tu comentario, servirá de gran ayuda a futuros viajeros. A mí el Lago Bled me decepcionó también. Como bien dices, fue el único lugar donde vi masificación de turistas. El resto de Eslovenia que visitamos es tranquilidad. Nos quedamos con muchas ganas de visitar el Lago Bohinj, ya hay excusa para volver 🙂 Esperemos que entre todos no estropeemos Eslovenia.

      Un saludo

  2. Muy buenas, por fin he sacado tiempo para echarle un vistazo al post y que puedo decir: ¡me encanta!.
    Y sí, Eslovenia bien se merece una visita a parte del Lago Bled. En un par de semanas recorreremos durante 3 días la Capital, el Lago Bled y el Parque Nacional de Triglav, así que tras ver estas pedazos de fotos, lo único que puedo hacer es babear… 🙂
    Un abrazo y enhorabuena por este pedazo de post.

    • Muchas gracias David por pasar y comentar. Nos quedamos con ganas de visitar el Parque Nacional de Triglav. Tiene una pinta increíble. Disfrutad mucho de uno de los países que más me ha sorprendido este año :). Os seguiremos la pista. Un abrazo

  3. Gran post Tragaviajes! Me has dejado desencajado con lo del Lago Bled. Se ve que es mas famoso de lo que me pensaba. Yo estuve en Eslovenia cuando hice mi Erasmus en Budapest. Fuimos un fin de semana en autobús desde Budapest y lo que vimos fue Ljubljana y el lago bled, lo cual me pareció una pasada.
    Despues de ver todas estas cosas.. creo que tengo que volver! jaja

    Un saludo!

    • Hola Miguel. Gracias por tu comentario. El lago Bled es posiblemente lo más conocido de Eslovenia. Fue el único lugar donde vimos autobuses turísticos y resorts a pie de lago. Aún así he de decir que es una pasada. Debes de volver definitivamente, seguro que ha cambiado mucho Eslovenia 🙂 Gracias!! Un abrazo

  4. Siempre sabía que Eslovenia es un paisaje infinito montañas, bosques y sonrisas. Ahora veo que no me equivocaba. Algún día habrá que ir para vivir el país en primera persona 😉

  5. Creo que a todos nos pilló un poco de sopetón el hecho de ir a Eslovenia. Ha sido una experiencia inolvidable y hemos visto lugares realmente bellos. ¡Ah! No olvides lo bien que te atábamos los cordones y te cambiábamos objetivos.

    Un abrazo ????

    • Jaja no me olvido!! Además hay pruebas de ello. Muchas gracias por ayudarme tanto… Siempre me quedará la duda de si era por el cargo de conciencia que acarreabas jeje. Un abrazo

  6. Je je, este post es un crossover 😀 Muy chulo! Ahora me arrepiento de no haberme acercado a Eslovenia cuando estuve unos meses en Udine. A la próxima!

    Saludos!

    • Un post para todos los públicos jeje, eso es. Sí, te recomiendo que te pases, ahora lo tienen precioso 🙂

      Un abrazo

  7. Tuve mis sospechas durante varios días. Cada vez que algún guía nos contaba algo, tú parecías repetir las últimas frases en voz queda. Incluso, me apreció que alguna vez tomaste notas. Y mientras yo me limitaba a hacer fotos y ponerme ciego a comer gloskies y grunskis (vale, no se llamaban así… yo me limitaba a comer), tú tomabas apuntes. Apuntes a tres colores. Reconócelo, de pequeño eras el repelente niño Vicente. El que siempre se sabía la lección. El que no hacía más que aprender para dejarnos mal a los demás. Pues ¿sabes?, te tengo fichado. Sé dónde vives. Bueno, no lo sé, pero conozco gente que sí. Así que ándate con ojo. Te estaré vigilando de cerca. Igualmente, me guardo este post por si tengo que vovler a Eslovenia ya que aquí están todos los nombres de los sitios a los que fuimos. Me vendrá bien.

    • Jaja a ver si te piensas que la maleta iba tan llena sólo por la ropa. Un arsenal de cuadernos de todos los tamaños, subrayadores fluorescentes, pósits, regla, grabadora… Bueno, también ayudó que Sara se dejara los apuntes olvidados en el desayuno  .

      Gracias por comentar y bienvenido por estos lares.

      Un abrazo

  8. Wowww!!!

    pasada de paisajes, aprendizajes, actividades, animales, ciudad…la verdad es que leyendo este post entran muchas ganas de viajar a Eslovenia y es guay que hayas aprendido tanto 😉

    La foto con las bicis me fascina. ¡Cuánta naturaleza y sensación de que apetece recorrer esas montañas!

    Por último, lo que más gana me ha entrado de conocer es Luibliana y ese ambiente alternativo que siempre me flipa de los lugares. ¡Apuntadoooo!!!

    besos,

    Ire

    • Ire!!! Muchas gracias. Eslovenia es pequeñito pero da mucho de sí jeje. Parece un país diseñado con ordenador donde todo es perfecto. Luibliana, quizás porque fuimos con buen tiempo, me pareció una ciudad con ambientazo. La zona alternativa estaba cerca del centro y era un estilo a la plaza de la Cebada.

      Un besote y gracias por escribir como siempre.

Deja tu Comentario