Que meter en la mochila para un viaje a Filipinas

Hoy os escribo sobre un  tema que quizás esté  muy comentado por la red, pero quiero enfocarlo de tal manera, que tú, que aún no te has decidido a hacer ese viaje de mochilero/a, veas que viajar de esta manera es muy cómodo, divertido y muy emocionante, que en una mochila cabe todo lo que uno puede necesitar y que el confeccionar el equipaje no te suponga un agobio.
Os cuento, con este post dividido en varias secciones, qué  he decidido meter en la  mochila para ir a Filipinas, mis reflexiones, recomendaciones y conclusiones sobre el tema tras realizar el viaje, así como mis top 4 de enseres inseparables para mí.

Espero que sirva de ayuda y orientación, sobre todo a ti, que aún no te has animado a hacerlo, y que estás totalmente preparad@ para ello…

Una de las cosas que más puede poner nervioso o inquietar a un “novato mochilero” es ¿qué llevar en la mochila?

Si no tienes mochila comprada, el escoger y decidirse por una en concreto, será una tarea de fondo, si eres indeciso, como yo, puedes hacer hasta una tesis doctoral, investigando modelos marcas y diseños, pero la elección tendrá que basarse según necesidades, tanto anatómicas, como por una serie de variables.

Yo lo he tenido muy fácil, he heredado una de 40l que me regaló David para nuestro viaje a Italia. Tiene el tamaño perfecto, justo para llevar lo imprescindible y para no sufrir mientras acarreo con ella. Con esa capacidad, no hay por “si acaso que valga”.

Para que te sea más fácil confeccionar la mochila, hazte una lista de aquellas cosas imprescindibles que siempre llevarías en tus viajes, y síguelo a modo de patrón, piensa en una serie de variables a tener en cuenta, no hace falta ni que busques, ni investigues, tu mismo sabrás cuáles. El uso de la razón lo hará todo. Éstas son las variables  que yo utilicé para saber que tenía que meter en ella.

  • Capacidad de la mochila , determinará la cantidad de cosas que podrás llevar. Piensa que  a más capacidad, más cosas meterás, y con ello más  peso portarás …
  • Duración del viaje. Al principio pensarás que no es lo mismo preparar un equipaje para 10 días que para un mes o más tiempo, pero te darás cuenta de que al final usarás las mismas cosas, independientemente de la duración del viaje, esto es por el hecho de poder ir lavando ropa en lavanderías, o ir comprando lo que necesites durante tu viaje.
  • ¿Quiero  facturar equipaje? Soy reacea a ello, facturo únicamente aquello que sé que probablemente pueda darme algún que otro “quebradero de cabeza” al pasar el control en el aeropuerto, o aquello que es pesado o que si se extravía, no me va a ocasionar un trastorno en mi viaje. Como por ejemplo, algún objeto punzante, comida envasada al vacío…
  •  Lugar y clima, son dos elementos que van quizás relacionados entre sí. ¿Costero?, ¿árido?, ¿escarpado?, ¿tropical?, ¿lluvioso?, ¿frío?, ¿cálido?, o  ¿combinaciones de varios?. El lugar y época, en la que realices tu viaje, determinaran  el tipo de ropa y calzado a meter en la mochila.
  • Ruta. Si tienes pensado hacer largos traslados o trekkings , lo mejor es llevar una mochila que no resulte muy pesada.
  • ¿Tienes pensado separarte de la mochila a lo largo de tu viaje ? o ¿de lo contrario la vas a llevar siempre contigo? Por mucho que no quieras llevar objetos de valor, siempre hay cosas que son, digamos, de porte “obligatorio”, como por ejemplo: el móvil, equipo fotográfico… Que se tornan inseparables en nuestro viaje para no perder detalle e inmortalizar los lugares que vamos a visitar. Es bueno llevar una mochila auxiliar, más pequeña, que te permita separar lo que quieres llevar siempre contigo, o simplemente puede servirte para     cuando vayas a hacer alguna excursión. La mochila grande siempre puedes dejarla en el Hostel o donde te vayas a alojar, o en las grandes ciudades de Europa existen lugares llamados lockers (serían lo que aquí conocemos como consignas) donde poder dejar la mochila grande.

Equipaje para Filipinas

A pesar de que sólo quedan tres días – cuando fue escrito este artículo– para salir hacia tierras Filipinas, la mochila está totalmente preparada, prácticamente lo estaba ya desde hacía 20 días, como os relaté en el post de Mi Bautismo como Mochilera , pero faltaban pulir pequeños detalles.

Esto de tener que meter en una mochila, equipaje para 26 días es toda una novedad para mí, me ha quitado algunas horas de sueño. Irse a la cama repasando lo que uno lleva  no es una gran idea, pues puede pasarte factura y que, en mitad de la madrugada, tu subconsciente te juegue una mala pasada y te alerte de que has olvidado algo, y  no dejarte así continuar con tu descanso. ¡Desvelo al canto!

He tenido que ir en busca de David para que me dé su consejo, me ha hecho ver que había cosas que no las iba utilizar, y que por ejemplo, llevar los objetos de aseo en un neceser, era perder espacio. A regañadientes he tenido que dividirlo en paquetes de bolsas trasparentes, para aprovechar “espacios muertos” de la mochila.

La verdad, cuando he visto todo lo que quería meter dentro, he pensado: – “ NO tienes tú fe”…

Y  al final me he llevado  una grata sorpresa, alegría y gran satisfacción.

Ha cabido todo! Prueba superada!

 

 

Toma nota, si quieres saber algunos de los truquillos que utilizo para sacarle mejor partido a la capacidad de la mochila.

Cubrir huecos libres con pequeños objetos, doblar bien la ropa. Lo hago como me enseñó David, intercalando en distintas orientaciones camisetas y pantalones realizando un paquete compacto , siendo éste lo último que introduzco en la mochila antes de cerrar la cremallera.

No llevar cosas “de esto por si acaso”,  ser prácticos.

Llevar puesto en el vuelo además de lo más cómodo, lo que más pueda ocupar o pesar como por ejemplo el calzado más voluminoso, en todos los viajes lo hago con las botas de trekking.

 

REFLEXIONES  Y RECOMENDACIONES

DESPUÉS DEL VIAJE (Actualizado después del viaje)

 

Por mucho que no quieras facturar, a veces no sale como esperas, si en tu viaje tienes que hacer vuelos nacionales, como en nuestro caso entre distintas islas, hay compañías aéreas que en el equipaje de mano permiten meter menos kg que en otras, este es el caso de “Cebu Pacific “, si tu equipaje pesa más de 7kg te verás casi en la obligación  de tener que redistribuirlo, separar lo que más valor tenga de lo que no y llevarlo contigo como equipaje de mano en otra mochila y el resto facturarlo.

Lleva ropa un poco más casual, ya no digo para ir de punta en blanco, pero si  por si surge algún plan alternativo que lo requiera.

Para Filipinas si eres de los que son devorados por cualquier tipo de insecto, no olvides por las noches ir vestido con pantalón largo. Vi claro que tenía que hacerme con alguna tienda en ese pueblecito llamado Port Barton, en la Isla de Palawan, (zona de riesgo malaria) , donde pudiese encontrar unos pantalones largos, fue muy fácil. Primera tienda, y adjudicados! No uno, sino dos por el módico precio de 220 php, alrededor de 4euros.

Y además si quieres evitar las molestas picaduras mientras duermes, y eres de los que con el mínimo ruido  no pueden conciliar el sueño, aprenderás a  dormir  medio asfixiado con manga larga, pantalón largo metido dentro de los calcetines y saco sabana incluido, como si de una crisálida fueras a salir, tipo oruga en formación, junto con  unos tapones de oídos y un frontal para no tener que encender la luz de la habitación y atraer así a esos molestos caníbales.  Porque no exagero, la mosquitera y el repelente poco me servían a mí.

Gran acierto y lo que no debes olvidar si viajas a Filipinas y quieres hacer los TOURS de EL NIDO; como recomendación,  llevar unas zapatillas cerradas sumergibles o unas chanclas con velcro, porque tendrás que desplazarte a pie desde la orilla de la playa,  hasta la embarcación que te lleve a las distintas islas. En ese caminito puedes encontrarte todo tipo de fauna, erizos, peces territoriales, rocas pequeñas, y además  te vendrán  muy bien para evitar cortes cuando hagas snorkel, eso sí, prohibido apoyarse en los corales!

Ambas pueden servirte también para caminar por rocas o atravesar ríos.

 

Chanclas de velcro para hacer los Island Hopping
_MG_5968
zapatillas cerradas sumergibles

 

Llévate también unas chanclas tipo  flips flops, para salir por la noche, caminar por la habitación, ducharte, o descansar de las botas  de trekking de caña baja, que son bastante pesadas

Si eres de los que tienen gran apego a los souvenirs adquiridos, aconsejo que nos los factures  y que los lleves con el equipaje de mano , diréis puff que tontería, pero son recuerdos o detalles que quizás  quieras regalar a amistades o familiares, y que si los pierdes no puedes adquirirlos en otro lugar. A mí me perdieron la mochila, no llegó a Barajas! Y tras 7 días de espera, apareció.

Con este tipo de viajes puede suceder que modifiques hábitos y cambies ciertas manías, te sorprendas a ti mismo, en cuanto a la dependencia que creamos a objetos que dispones cuando estas en tu lugar de residencia, y que cuando viajas no te hacen falta para nada o viceversa (ver los  Top 4 del viaje) Te pongo varios ejemplos para que entiendas mejor a que me refiero. Siempre antes de irme  a la cama me quito el reloj y los pendientes, tengo que estar totalmente despojada de todo tipo de objeto , excepto el pijama, no puedo dormir si entra un rayo de sol por la ventana, pues en este viaje ni me los he quitado, ni he necesitado antifaz para dormir, salvo en los autobuses que ahí el antifaz por la noche era imprescindible.

Los  top 4 de enseres más valiosos, mis más preciados tesoros y que sin ellos no hubiera podido “pegar ojo”.

20151010_221606-3

Los tapones de oídos, el saco sabana, la almohada y manta que nos “regaló” la compañía aérea en el viaje de ida! Todos ellos objetos  para tener un agradable descanso.

De Las mantas nos desprendimos en cuanto supimos que no teníamos que realizar más trayectos en bus, porque si de una cosa has de estar informado es de que los autobuses filipinos son cámaras frigoríficas,  frío polar  vas a pasar y del bueno, el aire acondicionado esta puesto a menos quince grados bajo cero – soy andaluza, vale 🙂 – . Con lo cual recomiendo que lleves una sudadera con capucha para los trayectos en bus, yo la eché de menos.

Y mi “mejor amigo/a ” del viaje junto David, Mi libretita de anotaciones, sin ella muchas de las cosas que os vamos a contar quedarían en el tintero 😉

Espero que si eres novato en esto, como yo – pero un poquito menos tras este viaje – , saques algo de provecho con las  hazañas de esta loca ,adicta y aprendiz de viajes, y que nos cuentes que por fin te has decidido a realizar ese viaje de mochilero que jamás olvidarás, así como tus avances o sugerencias!

Bon voyage!

Importante

Consulta nuestra guía acerca de Filipinas. Encontrarás toda la información necesaria para tu próximo viaje: Presupuesto, ruta, información útil y consejos. Sólo tienes que hacer click en el siguiente enlace – Guía de Filipinas

Si te ha gustado compártelo:
Facebooktwittergoogle_plusmail

2 Comentarios

  1. ¡Excelente artículo! Muy útil para aquellos que somos indecisos a la hora de hacer el equipaje. 🙂

    • Hola Bienvenida!! Muchas gracias!!!Yo era de las más indecisas, y de las de todo por si a caso, jeje todo se entrena y si viajas de mochilero más. Todo lo que añadas de más, más peso es para tu espalda, y eso ya hace que uno se lo piense.. gracias por pasarte por el blog y por comentar! Espero que te sirva de gran ayuda, un abrazo viajero!

Deja tu Comentario