hacer kayak en Lofoten

Abro los ojos y todo es blanco, miro a mi alrededor y sigue siendo blanco; sólo el cantar de los pájaros rompe el silencio que atraviesa los altos fiordos que tenemos ante nosotros. Tocas el agua y calculas que está a unos 2º C. Cerca de nosotros pasa un águila de mar de cola blanca. Quiero sacarle una foto, pero me es imposible quitar la manta impermeable que tengo sobre mis piernas para sacar la cámara. El oleaje es intenso e Irene me pide que reme -“David, por favor, rema que yo sola no puedo”. Por un instante me había relajado y fue inevitable cerrar los ojos para regodearme en el silencio que me envuelve.

Nos encontramos por encima del Circulo Polar Ártico, la noche anterior había sido una gran noche de auroras boreales y ahora me veo remando un kayak en Lofoten, junto a Irene, rodeado de fiordos nevados y sobre unas aguas donde años atrás se habían avistado cinco tiburones ballena. Eran suficientes razones para dejarme atrapar por aquel escenario.

hacer kayak en Lofoten

hacer kayak en Lofoten

hacer kayak en Lofoten

Hacer Kayak en Lofoten

Tres horas habían pasado desde que nuestro simpático guía, Kristian, apareció en el punto de encuentro con una sonrisa que sólo tienen las personas que viven en un lugar como éste. Kristian es originario de Groenlandia, aunque dice que es mucho más sencillo vivir en Lofoten por el suave clima que caracteriza a esta zona. Su novia es española y aspiran a poder vivir seis meses en cada país. He de reconocer que es la primera vez que veo físicamente a una nativo de Groenlandia y me siento un auténtico ignorante al descubrir que sus rasgos son muy similares a los de los asiáticos. Tras equiparnos con ropa impermeable, enseñarnos las normas básicas y un ligero calentamiento, nos adentramos en las gélidas aguas con el kayak.

hacer kayak en Lofoten

hacer kayak en Lofoten

hacer kayak en Lofoten

hacer kayak en Lofoten

Hoy hace un día estupendo, aunque las nubes impiden que el sol asome. Kristian nos cuenta que hace dos meses que no ve al astro rey. Dice que, en los días soleados, los grupos de whatsapp de sus amigos echan humo narrando dicha excentricidad. En ese momento piensas que a pesar de la majestuosidad del paisaje y de las soñadas auroras boreales, no existe el lugar perfecto. Después de dos meses de nieve y mal tiempo, hoy se avecinan cielos totalmente despejados que duraran hasta la próxima semana, una lástima que sea nuestro último día en las islas.

Nos encontramos en Ørsvåg fjorden, cerca de Svolvær. Nos sorprende lo que vemos y nos preguntamos por qué no hemos venido aquí antes. Habíamos leído que los lugares más bellos de Lofoten se encontraban en la isla sur de Moskenes, pero tenemos que admitir que esta zona no tiene nada que envidiarle. Aquí existen picos incluso más sublimes y el temporal ha teñido todas las montañas de blanco. Desde el agua quizás todo impresiona mucho más.

hacer kayak en Lofoten

hacer kayak en Lofoten

hacer kayak en Lofoten

hacer kayak en Lofoten

En este instante se me viene a la cabeza Antonio de la Rosa, viajero que con su tabla de paddle surf se recorrió el Círculo Polar Ártico. Siempre he querido poder realizar fotos similares a las suyas y estoy ante un decorado que se le acerca mucho. Vuelvo a estar feliz. Es en este momento cuando cierro los ojos, justo en el instante que intentamos regresar a la zona más tranquila del lago, tras un intento fallido de salir a alta mar. Han pasado ya más de 3 horas y el frío comienza a hacer mella. Es hora de parar en uno de los islotes que existe en medio del lago. Christian nos pide sentarnos y comienza a relatar una vieja leyenda acerca de las abruptas montañas de Lofoten.  Nos dice que las montañas forman el esqueleto de un gigante y que la cola se sumerge en el fiordo. Nos cuenta más similitudes entre las montañas y algunos personajes mitológicos. Sólo queda escuchar con atención, y no sólo por lo interesante de la historia, sino también porque el inglés de un nativo de Groenlandia requiere más concentración.

Finalmente regresamos al punto de partida. Ha sido una de las mejores tardes que hemos disfrutado en las islas. La suerte ha vuelto a estar de nuestro lado  y el tiempo nos ha respetado. Pero ¿cuál creéis que es la mejor manera de finalizar una jornada en el Círculo Polar Ártico después de hacer kayak en Lofoten?, efectivamente, volviendo a ver auroras boreales de regreso a nuestro alojamiento.

ver auroras boreales

Nota

Hicimos la actividad de kayak en Lofoten con la empresa  lofoten-aktiv. Existen diferentes modalidades: medio día, día completo,  3 días… y así hasta rutas de 10 días. Nosotros realizamos la modalidad de medio día – 4 horas – y el precio es de 1.150 NOK – 125 euros – 

 Para más información acerca del país puedes dirigirte a la web de la oficina de turismo de Noruega.

Si te ha gustado, compártelo:
Facebooktwittergoogle_plusmail

17 Comentarios

  1. ¡Increíble! ¡qué pasada! me imagino el silencio del lugar que intentabas transmitir y debe ser algo impresionante de experimentar.
    Me ha encantado el relato y ¡menudas fotazas! Con post de naturaleza y deporte tan guays empiezo a plantearme un viaje a los países nórdicos que nunca ha estado en mi agenda. Me han entrado muchas ganas de visitar Lofoten y eso que ahora no tengo ni idea de situarlo en el mapa… Gracias.

    • jaja Hola Raúl. Mola visitar lugares que antes no sabías situarlos en un mapa, la sorpresa es aun mayor. Te animamos a que vayas a Lofoten porque es una maravilla de sitio. Un abrazo y ¡mil gracias por pasarte por aquí!

  2. Vaya…tiene que ser increíble, qué bonita experiencia….Aunque sin sol tanto tiempo yo no sé si podría vivir!!Eso sí los paisajes son realmente espectaculares y vuestras fotos como siempre preciosas 🙂
    Un abrazo guapos!

    • Gracias por comentar Maru. Como comento, no hay un lugar perfecto, aunque este se acerca a esa perfección jeje. Un besito

  3. ¡Qué sensaciones tan bonitas transmitís! Ver ese paisaje desde el agua tiene que ser precioso. El más mínimo movimiento en el agua hace que me maree… pero lo aguantaría por tener esas vistas!

    Un saludo chicos!

    • Muchas gracias por tu comentario y bienvenida al blog 🙂 David también se marea mucho en cualquier tipo de embarcación acuática jeje. Pero allí es todo tan bonito que se te olvida todo como comentas. A ver si conseguimos animar a mucha gente a ir a Lofoten, yo creo que sí. Un abrazo

  4. Oh qué preciosidad, menuda experiencia… Recién aterrizada de ese paraíso blanco me duele hasta leer el post porque me pesa mucho la nostalgia. Me supo a poco, me quedé con ganas de más. Sólo quien ha estado lo entienden. Noruega Ártica es de esos lugares donde vive la magia y se te mete por dentro. En kayak, en coche, en bus y en barco… Te rodea y la sientes por todos los lados. Ya os lo dije pero qué suerte con las auroras… ¿Volvemos?

    • Lofoten es bonito desde cualquier punto de vista, pero desde el kayak impresiona más todo :), eso sí, hay que tener cuidado de no mojarse sino la lías parda 🙂 besitos

  5. Pedazo de viaje y de ruta en kayak! Magníficas las fotos! Braaavo! Yo tengo un kayak en casa y me han dado unas ganas terribles de sacarlo! :p aunque aquí no hayan auroras! jejeje

    • Si vamos por Gran Canaria habrá que sacar ese kayak una tarde 🙂 Gracias

  6. Qué bonito! No me extraña que Ire te tuviera que dar una “colleja” para que remaras, es normal quedarse empanado con tanta belleza. Nosotros descubrimos Dubrovnik desde el mar… y creo que no repetiremos, aunque merezca mucho la pena, pues el Residente tuvo que remar por los dos mientras mi desayuno se debatía entre permanecer en mi estómago o serle útil a los peces.

    • jaja te mareaste? menudas olas tuviste que pillar. Nosotros siempre nos repartimos de esta forma: Irene rema y David echa fotos jeje. Dubrovnik desde el agua debe ser muy muy chulo también. Un besazo

  7. Impresionantes las palabras y las imágenes, te transportan a ese entorno mágico y helado que disfrutasteis. Gracias por compartirlo porque aunque a estas alturas del año ya apetece que llegue el calor, habéis hecho que me den ganas de irme a pasar frío por esas latitudes. Seguid viajando y compartiéndolo, es un placer leeros! 🙂

    • Hola Alba, muchas gracias por tu comentario, son de esos que le alegran a uno el día 🙂 Por tu comentario intuyo que no te gusta el frío jeje, pero es un lugar que aconsejamos a todo el mundo, ya no sólo por la posibilidad de ver auroras, sino por actividades como ésta que son únicas por lo diferente que son. Esperamos seguir leyéndote por aquí, mil gracias por tu comentario. Un abrazo

  8. Espectacular chicos!
    Vaya experiencia chula. He probado el kayak incluso en un fiordo en Noruega, pero he de admitir que lo vuestro ha sido de lo más, las fotos lo dicen todo.

    • Gracias Montse. Mereció la pena arriesgar la cámara para conseguir algunas fotos 🙂 Hacer Kayak en aquel entorno fue todo un acierto y repetiríamos sin duda. Un besazo

    • Gracias Montse. Mereció la pena arriesgar la cámara para conseguir algunas fotos 🙂 Hacer Kayak en aquel entorno fue todo un acierto y repetiríamos sin duda. Un besazo

Deja tu Comentario